sábado, 16 de agosto de 2008

Los posibles vicepresidentes de McCain (version actualizada)

Dado que hace meses que hicimos una primera lista de los posibles vicepresidentes de McCain (y esto es como la Bolsa, en la que algunos valores suben y otros bajan) os envío una versión actualizada de los posibles candidatos a vicepresidente que, al parecer, está estudiando McCain.

Los volvemos a organizar en base a las cuatro categorías posibles:

- Senadores o ex senadores
- Gobernadores o ex gobernadores
- Miembros del Gobierno Bush Jr. (o quizá incluso Bush Sr.)
- Contrincantes en las primarias (que suelen coincidir con las categorías 1 y 2)

Gobernadores:

- Sarah Palin, gobernadora de Alaska: desde la última vez, las posibilidades de la exmodelo de 44 años, guapa y conservadora, han disminuido. La principal razón, además de su escasa experiencia, es el hecho de que el Partido Republicano de Alaska esta completamente salpicado de corrupción, y la Palin ha aportado su granito de arena despidiendo al Ministro de Interior de Alaska por negarse a echar de la Policía al exmarido de su hermana. Sigue siendo muy popular en Alaska, pero supongo que McCain no querrá correr riesgos.

- Charlie Crist, gobernador de Florida: sigue siendo una opción interesante: moderado, cincuentón y atractivo. Continúa siendo demasiado moderado para la mayoría del partido. Ha decidido encarar los rumores de que es gay casándose (muy oportunamente) en diciembre. Tiene poca experiencia, pero no cabe duda de que está bajo consideración, sobre todo porque Florida es un Estado esencial en Noviembre.

- Tim Pawlenty, gobernador de Minnesota: sigue siendo la apuesta menos conflictiva para McCain, con el que además tiene una relación de amistad. Tiene la ideología adecuada, la edad adecuada, la experiencia adecuada, y ha sido muy leal a McCain. Quizá no sea vicepresidente, pero estará en la pomada hasta el ultimo momento. Su Estado es probablemente demasiado demócrata para votar a McCain solo porque Pawlenty esté en el ticket, pero tampoco es malo poner a Obama a la defensiva en Minnesota. Y el ala conservadora del partido no tiene grandes quejas contra él. Hoy por hoy, sigue siendo la opción más factible.

- Bobby Jindal, gobernador de Louisiana: Jindal es el anti-Obama. A sus 36 años, es ridículamente joven. De ascendencia hindú (o sea, negro a los efectos americanos), tiene poca experiencia (lleva apenas unos meses en el cargo de gobernador). Solo si McCain se viera muy desesperado elegiría a un chavalín de vicepresidente, porque eso tiene tres problemas: uno, si Obama es demasiado joven a los 47, ¿Jindal no lo es a los 36? Por otra parte, quizás no tenga mucho sentido poner de vice a un candidato con la mitad de la edad del candidato a Presidente. El contraste en las fotos seria devastador. Y tres: ¿qué opción se les deja a los racistas americanos si hay un negro en el ticket demócrata y un hindú en el republicano?

Senadores:

- Joe Lieberman, senador de Connecticut: su nombre sigue sonando, por raro que pueda parecer. No es republicano, es un senador de Nueva Inglaterra que en el Senado se autodenomina "Independiente demócrata". Fue el candidato a vicepresidente de Gore en el 2000. Si está en la lista es porque rompió con los demócratas a raíz de la guerra de Irak, perdió las primarias de su partido al Senado en el 2006, y consiguió la reelección sólo presentándose como independiente. Lleva apoyando a McCain denodadamente desde hace meses y ha hecho campaña por él (atacando a Obama). Pero dejando a un lado su postura de halcón en política exterior (es judío y totalmente anti-Irán), en política interior vota como lo que es: un judío centrista demócrata de Nueva Inglaterra. Es un candidato absolutamente inaceptable para los conservadores, pero tentador si se aspira al centro. Pero sus posiciones sobre el aborto, por ejemplo, provocarían ataques cardíacos al ala evangélica del Partido.

Miembros del gobierno:

- Condoleeza Rice: la secretaria de Estado sigue siendo el sueño secreto de los conservadores. Mujer y negra, piensan que sería como kriptonita contra Obama. Pero McCain no la quiere: sus relaciones personales y políticas son gélidas, y McCain, a medida que pasa el tiempo, ha pasado a enfatizar la armonía con su candidato a vicepresidente sobre otras consideraciones.

- Rob Portman: excongresista de Ohio, miembro del gobierno Bush hasta el año pasado (en tareas periféricas). Se retiró aduciendo que quería pasar más tiempo con su familia. Tiene la edad adecuada, el aspecto adecuado, la ideología adecuada y el Estado adecuado (Ohio). Pero su opción se ha diluido algo en los últimos meses.

- Tom Ridge: he aquí al gran tapado. Excongresista, exgobernador de Pennsylvania y exsecretario de Seguridad Interior en el Gobierno Bush, Ridge tiene sin duda la experiencia necesaria. A los 62, y blanco como la leche, quizá no ofrezca un gran contraste con McCain. Tiene una losa: es pro-aborto, y los evangélicos ya han dicho que su nombre es anatema. Pero es amigo de McCain, y eso cuenta más.

Excandidatos:

- Mike Huckabee, exgobernador de Arkansas: Huckabee no tiene posibilidades. En los últimos meses se ha dedicado a ejercer de comentarista político, y lo único que ha hecho es enajenarse a McCain, especialmente el otro día, cuando le amenazó claramente, diciendo que Romney era un candidato totalmente inaceptable para los evangélicos como él.

- Mitt Romney, exgobernador de Massachussets: quien iba a decirnos hace tres meses que Romney entraría con muchas posibilidades en la recta final. Lo cierto es que Romney ha hecho todo lo que tiene que hacer un candidato a la vicepresidencia: ha recaudado fondos para McCain, ha recorrido el país en favor de McCain, ha dado discursos en favor de McCain (este se ha permitido una broma de dudoso gusto: "Mitt Romney esta haciendo campaña por mí mejor de la que lo hizo para sí mismo"). Pero lo cierto es que el establishment está presionando a McCain para que lo elija.El problema es que su relación personal sigue siendo fría, y como Huckabee muy bien indicó el otro día, Romney ha cambiado de ideas sustancialmente en los últimos tiempos en su afán por ganar la Presidencia (y ese comentario sigue siendo valido para la vicepresidencia).

En resumen: ¿quién?: McCain casi con toda seguridad va a esperar y ver qué hace Obama. Si quiere apostar sobre seguro, elegirá a Pawlenty o Romney (por ese orden). Incluso Crist no sería mala idea. Si quiere dar un golpe de efecto, Lieberman o incluso Palin. Ridge yo creo que no es buena idea, por edad y posición sobre el aborto. Y Jindal me parece una locura.

Depende, como digo, de Obama. La rumorología de la prensa es que Obama va a jugar sobre seguro: Biden, Bayh (incluso Jack Reed, de Rhode Island). Si quiere arriesgar, ya digo que la Sebelius es una apuesta en ese sentido. Pero el favorito es Biden, aunque es demasiado viejo, porque tiene una ventaja: su Estado tiene una gobernadora demócrata, y no se perdería su escaño (lo que si ocurriría con Biden o Bayh).