martes, 17 de marzo de 2009

El vigésimo de Nueva York: el primer desafío de Obama

La primera prueba de fuego electoral real para la popularidad de Obama y los demócratas en general se va a producir el próximo día 31 de marzo en el Estado de Nueva York, en el que se celebran elecciones parciales para cubrir la vacante dejada por la congresista Kirsten Gillibrand en el Vigésimo Distrito del Congreso, al ser nombrada como Senadora (sustituyendo a Hillary Clinton) por el gobernador de Nueva York, David Patterson.

¿Y por qué ésta es una prueba de fuego para los demócratas? Porque se trata de un distrito diseñado en su día para que lo ganara un candidato republicano: hay más votantes republicanos que demócratas en el distrito, y la configuración del distrito, como se puede ver en el mapa, es la de un distrito de gran tamaño, eminentemente rural, y abrumadoramente blanco (95%).