martes, 10 de marzo de 2009

Team of Rivals: una crítica literaria

Aunque con mucho retraso, no me resisto a comentar mi lectura de estas Navidades, "Team of Rivals", de Doris Kearns Goodwin, que según el presidente Obama, es el libro de cabecera (junto con la Biblia) que todo Presidente de Estados Unidos debiera tener en el Despacho Oval.

"Team of Rivals" está estructurado como una multibiografía, en principio, de Abraham Lincoln, que fue el 16º Presidente de los Estados Unidos entre 1861 y 1865, y de tres miembros de su Gabinete (William Seward, su Secretario de Estado, Salmon Chase, Secretario del Tesoro entre 1861 y mediados de 1864 y presidente del Tribunal Supremo entre finales de 1864 y 1873, y Edward Bates, Fiscal General -ministro de Justicia- entre 1861 y finales de 1864).

La primera mitad del libro está dedicada a la biografía de los cuatro personajes hasta la jura del cargo presidencial por Lincoln en marzo de 1861. La segunda parte del libro está dedicada a la Guerra de Secesión, con un énfasis mucho más pronunciado en Lincoln.

El libro es globalmente excelente, de lectura siempre interesante, lleno de información y escrito con garra y talento literario. El uso de las fuentes es exhaustivo, pero no hace al libro ilegible en modo alguno.

Además de los cuatro biografiados, Kearns Goodwin perfila con bastante detalle a otros muchos personajes del Washington político de mediados del siglo XIX, como Edwin Stanton, el Secretario de Guerra, los hermanos Blair, miembros del ala conservadora del Partido Republicano o Mary Lincoln, la esposa del Presidente, así como los diversos generales de la Unión (especialmente el fracasado McClellan y el exitoso Grant).

Aunque el libro es indudablemente favorable al Presidente, no oculta las vicisitudes más aciagas de su mandato, ni los defectos de Lincoln (especialmente su a veces incomprensible paciencia con sus generales más incompetentes). La lectura del relato sobre la Guerra Civil pivota, en cualquier caso y de manera clara, sobre la aprobación de la Declaración de Emancipación el 1 de enero de 1863 (que emancipaba a los esclavos del Sur como medida de guerra). Aunque con posterioridad a esa fecha, el Norte iba a sufrir todavía numerosas derrotas, visto a posteriori resulta evidente que con la Proclamación, el Norte consiguió un gran impacto tanto nacional como internacionalmente (quizá todavía más en este ámbito), especialmente al llevar la lucha al terreno de la ética (en relación con la cuestión de la esclavitud) desplazándola del más pantanoso de la secesión.

El último centenar de páginas del libro está construido como el clímax de una gran sinfonía, con las victorias finales de la Unión y la aprobación de la Decimoquinta Enmienda aprobando la abolición de la esclavitud por apenas un voto de margen como grandes hitos históricos, todo ello unido a los compasivos planes del Presidente Lincoln respecto del Sur derrotado.

Y las páginas finales se leen con auténticas lágrimas de dolor y rabia, ante la estupidez sublime de John Wilkes Booth y sus secuaces, que al asesinar al Presidente asesinaban también las posibilidades de reconciliación del país a corto plazo y eliminaban al mayor valedor que el Sur hubiera podido tener en la Casa Blanca.

El libro es excelente. Lincoln, con su personalidad inagotable, inabarcable y poliédrica, queda muy bien reflejado, así como el leal Seward y el desleal Chase. Es una lectura absolutamente recomendable (por supuesto, exclusivamente en inglés; ningún editor industrioso, que yo sepa, se ha lanzado a su traducción en español).

1 comentario:

DyA dijo...

Me llamó la atención un libro sobre Lincoln totalmente distinto a los que siguen la regla habitual...
Todavíoa no me lo he leído, sigo con Nixon.

http://www.criteriaclub.com/el-verdadero-lincoln-thomas-j-dilorenzo.cr.html


A propósito dicen que el aborto es una nueva forma de esclavitud... Y la está poyando Obama.


Otra cosa es impresionante pero me cuentan que en Sacramento, California, existen más de 200.000 personas que están viviendo ahora en tiendas en las afueras de la ciudad.

Esta imagen es como la réplica de la famosa novela del escritor John Steinbeck, "The Grapes of Wrath." sobre la gran Depresión Económica que el país sufrió el pasado siglo.
Un cordial saludo Pedro!, LM.