sábado, 31 de mayo de 2008

Hillary Clinton en Little Big Horn- las primarias demócratas

Ante todo, los resultados de las primarias del martes 20 en Kentucky y Oregón:

Oregón (52 delegados)

Barack Obama- 58.54%
Hillary Clinton- 40.61%

Kentucky (51 delegados)

Hillary Clinton- 65.52%
Barack Obama- 29.95%

Una vez más, los candidatos se repartieron las victorias: Obama consiguió un triunfo superior a lo esperado en Oregón, un Estado abrumadoramente blanco, pero cuyos demócratas son muy liberales, muy ecologistas y de la costa Oeste. En cambio, Hillary logró una victoria enorme en Kentucky, un Estado muy parecido a Virginia Occidental, pero con un 8% de negros, en lugar de un 3%, y más o menos ésa fue la mejora de Obama respecto a la semana anterior.

Y así continúa esta campaña, con dos boxeadores seminoqueados dándose golpe tras golpe, para alegría del finalista republicano.

Pero en la próxima semana todo se va a decidir, a la fuerza. Éste es el calendario de eventos:

- Mientras escribo, sábado 31 de mayo, un comité del Partido Demócrata se está reuniendo en Washington para decidir de una maldita vez que se hace con las delegaciones y los resultados de Michigan y Florida.

Como recordareis, ambos Estados adelantaron sus primarias en contravención del calendario fijado por el Partido Demócrata, y fueron castigados con la pérdida de TODOS sus delegados (128 en Michigan y 185 en Florida) y superdelegados.

Los abogados del Partido han comunicado al comité que, de conformidad con las reglas, y COMO MÁXIMO, sólo pueden restaurar a ambas delegaciones otorgándoles medio voto por delegado (no sé si a los superdelegados les afecta esto). Clinton, por supuesto, aboga por que se restauren ambas delegaciones al 100%, (nos ha fastididado, ya que ella ganó ambos Estados) pero además insiste en que los 55 delegados de Michigan que obtuvo la opción "Neutral" (Uncommitted) permanezcan así (de modo que puedan pasarse a su bando) y no sean considerados delegados de Obama.

El problemilla que tiene el enfoque de Hillary es el siguiente:

- En ninguno de los dos Estados se hizo campaña (y claro, alguien llamado Clinton partía con una ligeríiiiiiiisima ventaja sobre un senador negro desconocido de Illinois en esas circunstancias).

- En Michigan el nombre de Obama ni siquiera estaba en la papeleta (Obama lo retiró para cumplir mejor con la sanción del Partido al Estado), así que Clinton ganó por incomparecencia.

Los argumentos de Clinton son especialmente especiosos en el caso de Michigan por varios motivos:

a) En primer lugar, como hemos dicho, por la ausencia de Obama en las papeletas.

b) En segundo lugar, la participación fue MUY inferior a la de CUALQUIERA de las otras primarias demócratas, señal de que la gente era consciente de que no eran unas elecciones serias.

c) En tercer lugar, como hemos dicho, no hubo campaña, por lo que Clinton, muchísimo más conocida en enero que Obama, partía ya de antemano con ventaja.

d) En cuarto lugar, dado que Hillary sí estaba en la papeleta, los votantes que votaron por "Uncommitted", obviamente NO estaban votando por Hillary, por lo que esos delegados tendrían que ser intocables para ella.

e) En quinto lugar, Clinton dijo el 15 de diciembre en New Hampshire que "los votos en Michigan no contarán". Sólo ahora que los necesita, es un principio democrático esencial que los votos de Michigan se incluyan.

En resumen: Hillary quiere cambiar las reglas del juego en el último momento para poder ganar lo que ya ha perdido.

El Comité que va a decidir el asunto tiene 30 miembros (13 apoyan a Hillary -pero no todos la apoyan tanto como para cargarse el Partido y las reglas del juego-, 8 a Obama, 7 son neutrales y 2 sólo votarían en caso de empate)

La tesis más extendida es que tanto Florida como Michigan irán a la Convención con todos sus delegados, pero medio voto cada uno de ellos, y que los "Neutrales" serán adjudicados a Obama (a través de un complicado sistema que renuncio a explicaros para que no os explote la cabeza).

Mañana vota Puerto Rico, divertida isla que puede votar en las primarias demócratas pero no en las elecciones generales. Obama es poco conocido allí, y las pocas encuestas de que disponemos indican que ganará Hillary.

El martes votan Montana y Dakota del Sur. Montana, un Estado conservador con demócratas blancos, pobres pero liberales, es, según todas las encuestas, territorio Obama. Dakota del Sur parece que también, aunque vamos a ciegas porque no hay ni una sola encuesta reciente que nos indique como van a votar.

Little Big Horn, en Montana, es el lugar donde Custer hizo su "last stand" (última resistencia) frente a Toro Sentado. Es por tanto apropiado que Hillary haga lo mismo este martes en el mismo lugar que Custer.

- El míercoles, si Obama no ha alcanzado ya el número total de delegados necesario para ganar, los superdelegados se volcarán en masa hacia él, y finalmente esta ordalía finalizará.

En todo caso, y salvo hecatombe total (asesinato de Obama, como Hillary sugirió con muy mal gusto la semana pasada en Dakota del Sur), esto se acaba, y Obama tendrá los delegados suficientes para ser oficiosamente candidato el martes por la noche o antes del viernes, a más tardar.

El estado del asunto, a día de hoy, es el siguiente (sin incluir Florida, Michigan y los cuatro Estados de caucus que no han suministrado sus datos de votos):

Obama: 16.690.219 votos (49.1%)- 1983 delegados
Clinton: 16.229.691 votos (47.7%)- 1782 delegados

La cifra mágica es 2025, pero esto cambiará hoy a raíz de la decisión del Comité Demócrata.

Ni siquiera la solución más favorable a Hillary en Florida, Michigan y los tres Estados que quedan por votar permitiría a Hillary superar a Obama en delegados electos, y los superdelegados continúan decantándose por Obama a un ritmo de 3 a 1 diarios, más o menos.

Pero ella no se rinde: Hillary insiste una y otra vez en que va liderando en el voto popular. Pero para eso hay que descontar cuatro estados de caucus que no han suministrado sus votos totales (aunque sí los porcentajes y el número total de votantes, lo que permite calcular razonablemente bien el resultado) incluir Florida y Michigan (pero dándole 0 votos en ese último Estado a Obama- por cierto, Detroit es la ciudad con más población negra proporcionalmente de todo EE.UU) Como podéis ver, es un argumento que sólo merece el nombre de "contabilidad creativa".

De todos modos, el sábado que viene, si todo va como es de esperar, Hillary se habrá retirado y Obama será el candidato.