miércoles, 28 de enero de 2009

Republicanos que le facilitarán la vida a Obama- edición Senado

Si la semana pasada hablábamos de aquellos demócratas que, por representar a Estados que votaron por McCain en las pasadas presidenciales, estarían tentados de llevarle la contraria a Obama en el Senado, hoy toca hablar del supuesto contrario, es decir, de republicanos que, por haber ganado Obama las presidenciales en su Estado, romperán filas con su partido en numerosas votaciones, ayudando a Obama a obtener en el Senado la mayoria cualificada de 60 votos necesaria para poder superar lo que se llama el "filibuster", es decir, el bloqueo de una medida por parte de la minoría.

Una vez más, veamos en el mapa donde se encuentran esos posibles votos republicanos para Obama:

Generated Map

- En azul claro, Estados con un Senador republicano cuyos votantes se decantaron por Obama en las pasadas elecciones (Nevada, Iowa, Indiana, Ohio, Pennsylvania, New Hampshire, Carolina del Norte y Florida)
- En azul oscuro, Estados con dos Senadores republicanos cuyos votantes se decantaron por Obama en las pasadas elecciones (Maine)

Una vez más, cada Senador es un mundo. Entre los 10 republicanos en "territorio Obama", hay Senadores que no votarán las propuestas de Obama aunque les vaya la vida en ello, y otros más acomodaticios o más moderados, que sí apoyarán al Presidente a menudo. Repasémoslos Estado por Estado:

- Carolina del Norte: Richard Burr (porcentaje de voto de McCain en Carolina del Norte en la ultima eleccion: 49,38%).

Burr tiene un problema: es uno de los Senadores más conservadores (el 8º más conservador, según Voteview) en un Estado que, aunque por poco, votó por Obama en las pasadas elecciones presidenciales. A mayor abundamiento, su escaño lleva cambiando de manos en cada elección desde 1974 (ningún Senador desde esa fecha ha conseguido la reelección). Y por si fuera poco, existe la posibilidad de que en 2010, cuando le toca presentarse a su primera reelección, Burr se enfrente a un rival formidable: el fiscal general de Carolina del Norte, el demócrata Roy Cooper.

Burr, en síntesis, se encuentra con que representa a un Estado que ya no es el mismo que le eligió a él hace cuatro años. Sin embargo, la nueva situación no parece haberle causado excesivas cuitas, y en las primeras votaciones que llevamos ha votado contra Obama en varias ocasiones (ayer, por ejemplo, se opuso al nombramiento de Geithner como Secretario del Tesoro). Veremos si a medida que se acerquen las elecciones de 2010 se mueve un poco hacia el centro, o si se arriesga a perder su escaño por ser demasiado conservador (¡para Carolina del Norte! quién lo hubiera dicho hace cuatro años).

- Indiana: Richard Lugar (porcentaje de voto de McCain en Indiana en la ultima eleccion: 48,88%).

Lugar se encuentra en una situación similar y diferente a la de Burr. Similar por cuanto Lugar, súbitamente se ha encontrado con que su Estado, tradicionalmente republicano, votó por un candidato demócrata por primera vez desde 1964. Diferente, por cuanto Lugar está mucho mejor preparado que Burr para afrontar esta nueva situación. Lugar es el decano de los senadores republicanos. Elegido por primera vez en 1976, es una institución en Indiana. Pese al sesgo claramente republicano (hasta el 2008) de su Estado, Lugar ha sido tradicionalmente uno de los Senadores republicanos más moderados (ayer, sin ir más lejos, votó a favor de la extensión del programa de seguro médico infantil, junto a tan solo otros ocho republicanos, además de todos los demócratas).

A sus 76 años, y tras 32 en el Senado, Lugar ha visto como su Estado se ha movido bajo sus pies, pero así como en el caso de Burr, Carolina del Norte se ha alejado de éste, en el caso de Indiana, ha sido ésta la que se ha acercado a Lugar (que por cierto, es el Senador republicano que tiene una amistad más profunda con Obama). Lugar probablemente ayudará al Presidente en muchas ocasiones, y tiene su escaño asegurado, haga lo que haga, de por vida.

- Florida: Mel Martinez (porcentaje de voto de McCain en Florida en la ultima eleccion: 48,10%).

Martinez se retira, dejando su escaño abierto para las elecciones de 2010. El único senador hispano del GOP abandona pese a ser relativamente joven. Las encuestas indicaban que sus posibilidades de reelección eran dudosas (quizá es un pelín demasiado conservador para Florida, y en todo caso el sesgo anti-inmigrante del Partido Republicano le estaba haciendo mucho daño).

¿Cómo votará en los próximos dos años, ahora que no tiene que preocuparse por la reelección? Pues la verdad es que mi primera impresión es que votará como siempre: como un republicano más bien conservador. Quizá, en caso de conflicto, donde usualmente votaría siguiendo las directrices del Partido, le conceda a Obama el beneficio de la duda. Pero rara vez será el famoso voto número 60 que ayude a los demócratas a superar el "filibuster".

- Ohio: George Voinovich (porcentaje de voto de McCain en Ohio en la ultima eleccion: 46,83%).

Voinovich también se retira. Las mismas consideraciones que hemos efectuado para Martinez le son de aplicación al Senador de Ohio: a sus 72 años, y con una durísima campaña de reelección en 2010, en un Estado que ha girado hacia los demócratas con bastante claridad en las últimas elecciones, Voinovich (que se estaba volviendo impopular, según las encuestas), ha tirado la toalla. Voinovich, un hombre tradicionalmente moderado (más que Martínez) probablemente se sentirá tentado a echarle una mano al presidente Obama en los dos próximos años si lo ve realmente necesario (un ejemplo: el pasado día 26 Voinovich votó a favor de designar a Timothy Geithner secretario del Tesoro, pese al fiasco de sus declaraciones de renta fallidas, cuando la mayoría de sus compañeros -incluido Mel Martinez- e incluso algunos demócratas votaron en contra. Éste es un ejemplo claro de una votación en que un republicano que se retira le hace un favor a un Presidente demócrata, cosa que no haría si tuviera que someterse a unas primarias en año y pico. Habrá más situaciones similares).

- New Hampshire: Judd Gregg (porcentaje de voto de McCain en New Hampshire en la ultima eleccion: 44,52%).

Gregg es quizá el caso más fascinante de entre todos los Senadores republicanos. Lo ha sido todo en New Hampshire: congresista, gobernador, Senador desde 1992. Pero Gregg se ha dado perfecta cuenta que tras las elecciones de 2006 (en las que los dos congresistas republicanos del Estado fueron derrotados) y de 2008 (donde su compañero republicano en el Senado John Sununu también perdió, y claramente), que New Hampshire ha girado bruscamente a la izquierda (con el agravante de que Gregg es uno de los Senadores republicanos más conservadores y se enfrenta a la reelección en 2010).

¿Qué ha hecho Gregg? Siguiendo a su Estado, ha girado súbitamente hacia la izquierda; aprobó la entrega al Gobierno Obama de la segunda parte del rescate financiero (¡la Senadora demócrata de New Hampshire votó en contra!), votó a favor de Geithner como Secretario del Tesoro, y al parecer Obama está interesado en nombrarle Secretario de Comercio (el único puesto de la administración que falta por designar). Si eso acabará resultando cierto, sería un golpe maestro de Obama (porque el gobernador demócrata de New Hampshire sería el encargado de nombrar al sustituto de Gregg).

En cualquier caso, y si no se concretara su salida del Senado, parece evidente que Gregg será uno de los apoyos más claros republicanos que pueda encontrar Obama en los próximos dos años, al menos.

- Iowa: Chuck Grassley (porcentaje de voto de McCain en Iowa en la ultima eleccion: 44,39%).

A los 75 años, y elegido por primera vez en 1980, Grassley es a Iowa lo que Lugar a Indiana: una auténtica institución. Conservador, pero no ultraconservador, el Senador de Iowa afronta una campaña de reelección en 2010, pero no parece estar excesivamente atemorizado (a pesar de que su Estado ha girado muy drásticamente hacia los demócratas en este ciclo electoral). Pese a ello, Grassley, que ganó en 2004 su cuarta reelección con el 70% de los votos, sabe que ganará si se vuelve a presentar, así que es dudoso que vaya a ser especialmente generoso con Obama (salvo en materia de subsidios agrícolas, donde Grassley está mucho más cerca de las posiciones demócratas que de las republicanas).

- Pennsylvania: Arlen Specter (porcentaje de voto de McCain en Pennsylvania en la ultima eleccion: 44,17%).

El veterano (78 años, elegido por primera vez en 1980) Senador republicano de Pennsylvania es uno de los últimos genuinos moderados que quedan en el caucus republicano. Specter, que representa a un Estado que ha votado demócrata en las últimas cinco elecciones presidenciales, es uno de los pocos Senadores republicanos que no se oponen al aborto, y fue una pieza memorable en el fracaso de la nominación de Robert Bork al Tribunal Supremo en 1987.

Specter se enfrenta a la reelección en 2010. Su gran temor era verse sometido a una primaria por su flanco derecho (estuvo a punto de perder su escaño en 2004 por ese motivo), pero su rival en aquellas primarias ya ha anunciado que no repetirá su intento de derrotar a Specter. Eso permitirá a éste votar como lo que siempre ha sido: un Senador moderado (un ejemplo clásico de su actitud lo dio ayer: fue el único Senador republicano -masculino- que apoyó la "Lily Ledbetter Act", la ley contra la discriminación salarial contra las mujeres). Obama puede contar con su voto para este tipo de cosas (y especialmente para la EFCA- el año pasado fue el único republicano, a secas, que la apoyó-).

- Nevada: John Ensign (porcentaje de voto de McCain en Nevada en la ultima eleccion: 42,65%).

Las elecciones presidenciales han puesto en un autentico brete a John Ensign, el Senador republicano de Nevada. Ensign, que es uno de los miembros conservadores del Senado (y que, en su condición de líder del Comité Republicano Nacional para el Senado está obligado a ser una de las imágenes públicas del partido), se encuentra ahora ante la desagradable evidencia de que su Estado ha girado brutalmente hacia los demócratas (entre otras cosas a raíz de un incremento muy acusado en el voto hispano, que históricamente había sido más bien flojo).

Ensign no afronta la reelección hasta el año 2012, pero precisamente al tener que afrontar la misma junto a una elección presidencial, puede verse en una situación de auténtico peligro, y especialmente habida cuenta de que no es un Senado extremadamente popular (ganó en 2006 con un 55% de los votos contra un contrincante más bien flojo -un hijo de Jimmy Carter-).

Sin embargo, por el momento Ensign no parece estar especialmente asustado, y en las primeras votaciones en el Senado ha votado contra los demócratas en la mayoría de las ocasiones. Veremos si, a medida que avance la legislatura, y si las encuestas le empiezan a ser desfavorables, está tentado de girar hacia el centro.

- Maine: Olympia Snowe y Susan Collins (porcentaje de voto de McCain en Maine en las últimas elecciones: 40,38%)

Curiosamente, el único Estado que tiene dos Senadoras republicanas es al mismo tiempo el Estado más demócrata (de entre los que tienen a Senadores republicanos). Sin embargo, sus dos Senadoras son muy populares (Snowe fue reelegida en 2006, un mal año para su partido, con un espectacular 73% de los votos. Collins fue reelegida en 2008, otro mal año para su partido, con un más que notable 61% de los votos), básicamente porque encajan perfectamente con su Estado: son dos Senadoras centristas, moderadas, relativamente favorables al aborto, a la investigación con células madre o a los derechos de los gays.

En el nuevo contexto político, ambas se encuentran bien situadas para ser de las miembros más influyentes del Senado, especialmente Snowe, que lleva ya varios años participando en todas las negociaciones relevantes (dato simpático y sin importancia: es la único miembro cristiana ortodoxa del Senado).

Nate Silver indicaba hace un par de días en su página web http://www.fivethirtyeight.com/ que Snowe ha votado con los demócratas en 26 de las 31 votaciones que llevamos en esta sesión en el Senado (supongo que irá matizando su posición con el paso de los días, pero en este momento se me ocurren dos o tres demócratas que seguramente no han votado tantas veces con su partido en lo que llevamos de mes).

También habrá que tener en cuenta a los Senadores republicanos de Estados en los que Obama estuvo cerca de ganar (Kit Bond, el Senador de Missouri, que además se retira en 2010, lo que probablemente hará que voten en ocasiones con la Administración demócrata cuando normalmente no lo haría).

Y por último están los republicanos que son más liberales que su Estado, y que le pueden dar algún disgusto a su Partido. Lisa Murkowski, de Alaska, es el ejemplo más claro, aunque tiene que ir con muchísimo cuidado, porque existe el riesgo de que Sarah Palin, la gobernadora de su Estado, la desafíe en las primarias. Y la gran incógnita: John McCain, de Arizona. ¿Qué hará McCain? ¿Mantendrá su línea de voto de los últimos seis años, cuando ha sido uno de los miembros más conservadores del Senado -de cara a obtener su nominación en las presidenciales-, o volverá a su patrón de voto del período 2001-2002, cuando fue el quinto miembro más liberal de su Partido, votando contra los recortes de impuesto de Bush, a favor de la reforma de la financiación de partidos junto a Russ Feingold, el demócrata ultra-liberal de Wisconsin? Por ahora, en las primeras votaciones McCain se está mostrando más bien conservador -afronta la reelección en 2010- pero según y cómo puede acabar siendo uno de los grandes aliados de Obama.

De todos modos, dejo caer un dato: en lo que llevamos de mes, los demócratas en el Senado no han perdido ni una sola votación, y casi siempre ha habido alguno o varios republicanos apoyándoles. Las cosas pueden cambiar, pero por ahora las perspectivas para Obama son buenas.

2 comentarios:

DyA dijo...

Hola Pedro, dos cosas, una es que no he podido leer el enlace de "Five..." sobre la senadora olimpia, (caso que he encontrado fascinante p cierto).
Y otra cosa, se puede estar a favor de la investigación con células madre, verás de hecho estoy a favor; para ser más concretos(aquí como en tanats ocasiones la precisión es la clave del buen entendimeinto), verás un grupo de científicos de California ha hablado de la posibilidad real de obtener células madrre de la piel sin necesidad (esta es al letra pequeña que como el IVA nos encarece el precio a pagar), de destruir embrines humanos.
Además, se podría usar células madre adultas, pues el problema ético se plantea con als jóvenes... EL problema real es que las primeras son más caras..., tod se reduce pues a una cuesíón más que de ética, de dinero...
Un saludo.

DyA dijo...

?¿Este era el cacareado CAMBIO? pues parece que no,mas bien un reciclado de la era Clinton con mas tramposos aun,si es posible.

Primero fue Bill Richardson,el gobernador de New Mexico...retirándose cuando se le descubrieron bastantes chanchullos y conflictivos intereses.

Después,el nuevo secretario del tesoro Timothy Geithner...¡quien "olvidó" pagar sus impuestos...! y ha sido perdonado ,como no,siendo confirmado como autoridad maxima del tesoro ¡Dios nos ampare!

Tambien Nancy Killenfer,escogida por Obama como supervisora de eficiencia fiscal...¡ja,ja,ja! ha tenido que renunciar al cargo, por haberse negado a pagar la seguridad social a la niñera empleada en su hogar y hacer trampas en su declaracion de la renta,como vereis un dechado de honradez y dedicación al pueblo estos democratas.

El ultimo escandalo,por ahora,ha sido Tom Daschle,que tambien ha tenido que retirarse, pues debe miles de dolares en impuestos y tiene muchos dudosos contactos ...parece ser que a Obama no le molestan demasiado estos asuntos...hasta que se le descubre y la gente empieza a protestar del doble rasero .

Aun me acuerdo del "trabajito" que le hicieron al pobre de Joe el fontanero, durante la campaña de MacCain,por deber mil dolares ...¿os acordais?.

Ayer una amiga americana vio una pegatina en la ventanilla de un coche, que describe un poco como empieza a reaccionar la gente,decia asi: ¿CUANTO FALTA PARA EL 2012?...
Así no...vamos a ninuna parte...