domingo, 6 de diciembre de 2009

Obamacare (1): sanidad, libre mercado y otros 'mitos'

Habla Pedro Soriano de 'Mitos y realidades de la reforma sanitaria' y se le olvida cuestionar algunos de los mayores mitos que la prensa europea transmite día a día y que guardan muy poca relación con la realidad: 1) el sistema sanitario en EEUU es privado, 2) hay más de 45 millones de personas sin cobertura médica y sin posibilidad de recibir ninguna clase de atención médica, 3) el libre mercado es el culpable de esta falta de cobertura universal y del alto precio del sistema en su conjunto, 4) Obama quiere implantar un sistema de Seguridad Social similar al europeo pero los congresistas y senadores, ampliamente financiados por las compañías médicas, se niegan.

** Los no asegurados: la mejor parte del artículo de Jorge Soley que comenta Pedro Soriano en su post es la que explica cómo están repartidos los 45,7 millones de no asegurados que las estadísticas muestran una y otra vez.

La realidad es que casi 14 millones de ese total son personas que tienen acceso a medicare o medicaid y o bien no se han dado de alta en el sistema o bien contestan que no tienen seguro médico cuando se les pregunta en las encuestas (porque no asocian esos programas con un seguro).

Además, otros 18 millones son personas que viven en hogares con ingresos superiores a los 50.000 dólares y que, por lo tanto podrían pagarse un seguro sin problemas, pero deciden no hacerlo. Esto, aunque al pensamiento único socialdemócrata le resulte tan molesto ('hay que cuidar por la salud de estos inconscientes, igual que hacemos con los fumadores o los que no se quieren poner el cinturón de seguridad'), es algo que cualquier adulto debería tener el derecho a hacer: gastarse su dinero como mejor le parezca. En su mayoría, este grupo está formado por jóvenes de altos ingresos que sienten que tienen pocas posibilidades de enfermar y piensan que, en caso de que ocurra, podrán pagarse el médico a tocateja.

De esta manera, el verdadero problema se encuentra en aquellas personas que viven en hogares con ingresos de entre 25.000 y 50.000 dólares. Entre ellos, hay 15 millones de estadounidenses (un 5% de la población) con ingresos superiores a los que permiten acceder a medicaid, pero no suficientes (al parecer) para pagarse un seguro familiar que cueste unos 12.000 dólares. A este grupo va dirigida fundamentalmente la reforma. Y estos 15 millones de personas, así como aquellos infrasegurados o mal atendidos por las compañías médicas, serán los que en opinión de los medios europeos más se beneficien de ese fantástico plan público lanzado por los bondadosos demócratas y que limitará a las siempre feroces y desalmadas fuerzas del libre mercado.

¿Libre mercado en la sanidad USA?... Esta serie sobre los mitos del Obamacare en este nuestro blog puede alargarse más que su propia tramitación parlamentaria...