domingo, 4 de octubre de 2015

El incremento de participación en las elecciones catalanas del 27-S

El Punt Avui publica hoy un análisis poco riguroso del 27-S:




Concretamente, El Punt Avui comete dos errores evidentes:

- Por una parte, intenta desgajar del voto unionista a los votantes de CSQEP y Unió, agrupándolos en un tercer grupo denominado "por el derecho a decidir" para amortiguar el hecho de que, al igual que en las elecciones de 2012, el incremento de participación no fue simétrico en lo que respecta al eje "nacional". O dicho de otro modo: que el voto de los partidarios de la independencia no creció en la misma proporción que el voto de los partidarios de la continuidad de Cataluña en España a medida que se incrementó la participación.

(El Punt Avui se ve obligado a reconocer este hecho con la siguiente entradilla:


Un de cada tres nous votants es va decantar per l'independentisme el 27-S, contrarestant l'augment unionista

Lo que quiere decir que dos de cada tres nuevos votantes no se decantó por el independentismo, por lo que el aumento unionista sí contrarrestó, y ampliamente, el aumento independentista).

Pero, tal y como ya explicamos en nuestro artículo de ayer sobre la distribución interna del voto pro y anti-independencia en CSQEP, todas las encuestas indican que en torno al 75% de los votantes de CSQEP y el 80-90% de los votantes de Unió son contrarios a la independencia.

- El segundo error, ligado al anterior, está en el extremo inferior derecho del gráfico, cuando El Punt Avui intenta extrapolar los resultados del 27-S a los de un eventual referéndum por la independencia y le sale un 55 a 45% a favor de la independencia.

¿Como consigue eso El Punt Avui?:

un cop apartats tots els vots en blanc, nuls o que van anar a partits indefinits sobre la independència,

Es decir, "eliminando de la ecuación a todos los votantes de CSQEP y Unió" porque saben que la gran mayoría de los mismos son contrarios a la independencia.

Esto tiene un nombre, y se llama deshonestidad intelectual. Una vez más, en nuestro artículo de ayer sobre el tema hicimos los cálculos, asignando los votantes independentistas de CSQUEP y Unió (y del PSC) al sí, y los votantes unionistas de JXS y las CUP (gente cabreada con el PP que lo que quiere es reforzar al Govern en una eventual negociación) al no, y nos salió 49,74% a favor de la independencia - 50,26% en contra. 

------------------------------------------------

Ahora vamos a intentar a hacer un análisis más riguroso de los resultados, salga lo que salga:

Las elecciones de 2015 fueron con enorme diferencia los comicios en los que hubo un mayor número de votantes en unas autonómicas: un 77,44% (en 2012 había votado el 67,76%, lo que ya había supuesto un récord).

Ahora bien, si comparamos la suma de los votos de los partidos independentistas con la de los partidos unionistas (entendiendo estos como los partidos cuyos votantes son total o muy mayoritariamente contrarios a la independencia) en los comicios de 2012 y 2015 veremos que el crecimiento de unos y otros fue muy diferente en 2015, como ya lo había sido en 2012, pero de forma todavía más acusada.

(La comparativa es la siguiente: 

Partidos independentistas 2012: CIU, ERC, CUP y SI se comparan con los partidos independentistas 2015: JXS y CUP

Partidos unionistas 2012: PSC, PP, IC, C's, PxC y UPyD frente a partidos unionistas 2015: PSC, PP, CSQEP, C's, Unió, Recortes Cero y Ganemos)

Insisto en que sabemos que en CSQEP y Unió existen minorías independentistas significativas, pero la mayoría de sus votantes son unionistas. Por su parte, Recortes Cero y Ganemos son formaciones contrarias la independencia. El PAMCA y Pirates.Cat son los únicos partidos que excluimos de los cálculos porque son monotemáticos y genuinamente neutrales en la dinámica independencia-unionismo.

Pasemos a la comparación del número de votos, con los datos extraídos de la página web de la Generalitat (más los datos del voto exterior):

Bloque independentista 2015: 1.966.768 votos
Bloque independentista 2012: 1.787.656 votos
Diferencia: + 179.112

Bloque unionista 2015: 2.090.475 votos
Bloque unionista 2012: 1.705.821 votos
Diferencia: + 384.654

Porcentaje del incremento del voto independentista sobre el incremento total de los dos bloques en 2015: 31,77% (179112/563766)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total de los dos bloques en 2015: 68,23% (384654/563776)

En resumen: el incremento de la participación en 2015, al igual que ya había ocurrido en 2012 fue asimétrico: por cada 32 independentistas anteriormente abstencionistas (o votantes de opciones extraparlamentarias) que fueron a votar, 68 unionistas del mismo tipo también lo hicieron.

Pero es importante resaltar que la asimetría se incrementó respecto de 2012: mientras que ese año el reparto del incremento fue 41%-59% a favor de los unionistas, esta vez ya ha sido 32%-68%. Es decir, cómo ya intuíamos en nuestros artículos anteriores a las elecciones: cuanto más se incrementa la participación en Cataluña, el porcentaje de votantes independentistas -en general y entre los nuevos votantes- va disminuyendo.

Aún hay un dato más fascinante, si cabe: el incremento de la participación por provincias no fue homogéneoes decir, que este reparto 32-68 que acabamos de comentar no se repitió de forma idéntica en las cuatro provincias catalanas. Pero de manera todavía más interesante: fue mucho más homogéneo de lo que lo había sido tres años atrás, y en cada una de las cuatro provincias favoreció a los unionistas.

En las siguientes entradas efectuaremos el análisis por provincias.