sábado, 15 de noviembre de 2008

Una nación todavía racista (segunda parte)

Un estupendo gráfico extraído una vez más de www.pollster.com:

StateVotebyRace.pngEn la columna de la izquierda, el porcentaje de votantes blancos por Obama en cada Estado. En la fila inferior, el porcentaje de votantes negros en cada Estado. Cada punto supone la conjunción entre ambos elementos en un Estado en particular.

Traducción del gráfico: cuantos más (votantes) negros hay en un Estado, menos (votantes) blancos votan por Obama.

Las cifras de Alabama, Mississipi y Louisiana son auténticamente escalofriantes: en Alabama, tan solo un 10% de votantes blancos votaron por Obama (John Kerry había obtenido un ya raquítico 19%). En Mississipi, el Estado con más población negra del país, tan sólo un 11% de los blancos votaron por Obama (siete u ocho puntos menos que a Kerry). Curiosamente, sin embargo, en ambos Estados los demócratas obtuvieron mejores resultados que hace cuatro años (porque los numerosos votantes negros compensaron con su incremento de participación el retroceso de participación de los blancos).

La línea azul viene a marcar la tendencia del voto blanco: como podéis comprobar, casi todos los Estados sureños están por debajo de ella (también los Estados del Oeste interior, pero esos no votan republicano porque son racistas, sino porque son conservadores).

En conclusión: Obama retrocedió en líneas generales entre los votantes blancos en el Sur, y sólo avanzó en aquellos Estados sureños en los que había muchos votantes negros, o en los que se ha recibido en los últimos años inmigración blanca norteña, más liberal (como Virginia, Carolina del Norte o, hasta cierto punto, Georgia).

Por último, para quien tenga curiosidad: un mapa exclusivamente con el voto blanco en estas elecciones. Véase que Obama ha ganado lugares como Nevada, Nuevo Mexico gracias al voto hispano, Ohio, Pennsylvania, Indiana y Nueva Jersey gracias al voto hispano y negro. Maryland, Virginia, Carolina del Norte y Florida gracias al voto negro (aunque para ser justos, en la mayoría de estos Estados los blancos votaron a Obama en un porcentaje superior al 40%- sólo en Carolina del Norte y Virginia el porcentaje del voto demócrata blanco no llegó al 40%)