jueves, 3 de enero de 2008

Iowa 2008: Empieza la batalla por la Casa Blanca- Republicanos

Ante todo, ¡Feliz Año Nuevo!

A pocas horas de que empiecen los caucuses en el estado de Iowa, y aprovechando mis últimas horas de vacaciones, me gustaría resumiros lo que me parece a mí que va a pasar en las primarias norteamericanas. Y ello por dos motivos: en primer lugar, porque las elecciones americanas son, nos guste o no, las elecciones más importantes que ocurren en el mundo, y afectan a nuestras vidas profundamente. Y en segundo lugar, porque la información que nos llega a través de nuestros medios de comunicación es escasa y a menudo, por lo que he podido comprobar, plagada de errores e inexactitudes.

A ver si consigo ser conciso:

Republicanos: Tan solo hay 5 candidatos con opciones serias a la nominación, cuyas posibilidades paso a resumir de más a menos:

1) Mike Huckabee: ex-gobernador de Arkansas durante 10 años, pastor protestante, es el candidato de la llamada "derecha cristiana", que hoy por hoy es el sector más importante dentro del Partido Republicano. Tras varios meses con poco empuje en las encuestas nacionales, en cuanto los votantes republicanos han empezado a fijarse seriamente en el proceso de primarias, ha despegado, porque es el candidato que mejor conecta con sus valores: firmemente antiabortista, antiuniones gay de cualquier tipo, firmemente creyente (es pastor protestante, ¡más no se puede pedir!). Su estilo de campaña, lleno de humor, ha despertado la simpatía de la prensa (aunque ya veremos si dura ese sentimiento si llega a obtener la nominación).

Entre sus puntos flojos en las primarias: su postura frente a la inmigración es parecida a la de Bush (es decir, proinmigrante, lo que es anatema a ojos del ala xenófoba del partido), hizo un uso muy liberal del perdón durante su década como gobernador (presionó para que la Junta Penitenciaria de Arkansas liberara a un violador negro que asesinó luego a una mujer blanca), y aumentó los impuestos durante su mandato (aunque tenía que lidiar con una mayoría demócrata en el Congreso y el Senado de Arkansas, con lo que no está claro hasta qué punto tenía margen de maniobra). Por cierto, no ha conseguido mucho dinero para su campaña (no gusta al establishment).

Pese a todo, el candidato más aceptable para el votante medio republicano.

Puntos flojos en las elecciones generales: es probablemente demasiado conservador para el votante medio americano, y no tiene ninguna experiencia en política internacional. Sin embargo, tampoco la tenía Bill Clinton (los dos, por cierto, nacieron en el mismo pueblo, Hope, "Esperanza", en Arkansas).

2) Mitt Romney: antiguo gobernador de Massachusetts entre 2003 y 2007. Multimillonario, ha conseguido abrirse paso en la carrera presidencial utilizando sus millones para comprar espacios publicitarios en los medios.

Es guapo, fotogénico, casado con la misma mujer desde hace 40 años, tiene la edad adecuada para ser presidente, pero tiene un problema muy muy grave: es mormón. Pese a que esto no debería ser un impedimento, lo cierto es que encuesta tras encuesta refleja que el votante medio republicano considera que los mormones no son cristianos, sino una especie de secta semi-pagana polígama. Romney ha luchado mucho por combatir esta imagen, pero todavía tiene mucho por hacer en ese terreno.

Otro problema muy serio: fue gobernador de Massachusetts (el estado de los Kennedy y de John Kerry) y gobernó como el tipo republicano de Nueva Inglaterra: moderado en lo social y conservador-liberal en lo económico. Antes de 2005 era pro-aborto, pro-uniones gay, etc. Sólo a raíz de decidir que se iba a presentar a las elecciones de 2008, giró a la derecha, y ha intentado convertirse en el candidato del ala derecha del partido, con un cierto éxito (hasta que apareció Huckabee). Sin embargo, le persigue la acusación de hombre sin convicciones y de veleta (sus campañas -fallida- para el Senado en 1994 y -triunfante- como gobernador en 2002 demuestran que Romney era mucho más "liberal" hace cinco o diez años de lo que nos está intentando vender ahora).

Puntos flojos en las elecciones primarias: que es mormón y que no es un conservador "puro" (su conversión, al contrario que la de San Pablo, ha sido políticamente demasiado conveniente).

Y en unas generales: es mormón, lo que inhibiría tanto a conservadores como a liberales. Es un candidato de mercadotecnia (recuerda levemente a Al Gore en el 2000)

3) John McCain: senador por Arizona desde 1986, sucesor del mítico Barry Goldwater, candidato muy duro de roer contra George Bush en las primarias del año 2000, es una figura muy respetada. Heróe de guerra, prisionero del Vietcong durante cinco años.

Como senador, ha sido un conservador independiente (demasiado independiente, en opinión de muchos republicanos). En los grandes temas morales, tiende instintivamente a bascular hacia el centro. En cambio, es el candidato más pro-militar (lógicamente) y ha apoyado seriamente a Bush en Iraq, especialmente a raíz del llamado "surge" (la estrategia de incremento de fuerzas en Irak).

Es muy viejo (tendrá 72 años el día de las elecciones, lo que le convertiría en el presidente más viejo de la historia en su primer mandato) aunque su salud es buena (su madre tiene 95 años y le está apoyando en la campaña).

Entre sus problemas: no tiene dinero para financiar la campaña, es probablemente demasiado viejo, sus relaciones con el resto de su partido no son buenas (tiene fama de gruñón) y no es un conservador ortodoxo.

Puntos buenos: su independencia hace que sea el candidato con mejores posibilidades para ganar en unas elecciones generales, aunque precisamente le dificulta ganar en unas primarias.

4) Rudy Giuliani: ex-alcalde de Nueva York el 11-S, católico, en su tercer matrimonio, pro-uniones gay, pro-aborto, pro-control de armas, no parece el candidato ideal para el Partido Republicano. Ha basado su campaña en la tesis de que es el más adecuado para la "Guerra contra el Terror" en la que está embarcada EE.UU. Sin embargo, está muy lejos de la ortodoxia republicana ideológicamente y su vida personal ha sido también heterodoxa (anunció su divorcio de su segunda esposa en una rueda de prensa... antes de decírselo a ella)

A pesar de que por ahora lidera las encuestas nacionales, su ventaja se ha ido esfumando a lo largo de los dos últimos meses. Sus perspectivas en las primarias de enero son sombrías, y su confianza en llegar vivo a las grandes primarias de Estados liberales como California o Nueva York puede revelarse ilusoria.

Su estilo irascible y su vida personal movida equilibran sus posiciones moderadas, lo que hace que en una campaña a nivel nacional contra un demócrata sus posibilidades sean menores de las que su campaña insinúa.

5) Fred Thompson: ex senador por Tennessee entre 1994 y 2002, entró en la carrera presidencial como el nuevo Ronald Reagan (también ha sido actor en Hollywood y en series de televisión durante muchos años). Conservador sureño, por algún motivo despertó la animadversión generalizada de la prensa, que se ha pasado meses fustigándolo por gandul y por hacer poca campaña. No acabó de despegar en las encuestas y recientemente está bajando en ellas (la subida de Huckabee se ha producido especialmente a su costa). Su vida personal tampoco es impoluta (divorciado, mujeriego, una de sus hijas murió de sobredosis). Se le acusa, un tanto extrañamente, de no querer ser presidente y de estar en campaña sólo por vanidad.

Ideológicamente, es el candidato más adecuado para el Partido Republicano (menos controvertido que Huckabee). Sin embargo, no ha conseguido despegar y no parece que tenga ya tiempo material para hacerlo.

6) Entre los demás candidatos sólo merece mención Ron Paul, no tanto por sus posibilidades (que son nulas), sino por la enorme cantidad de dinero que ha recaudado, y por su ideología: un libertarianismo conservador aislacionista (es el único candidato republicano que aboga por salir de Iraq) y anti-Estado muy peculiar; un anarquista de derechas, prácticamente.

Este comentario es ya muy largo, pero os resumo las fechas clave:

3 de enero: caucuses en Iowa- sólo Huckabee y Romney se disputan la victoria aquí. McCain, Thompson y Paul se disputan la tercera plaza (Thompson la necesita imperiosamente)

8 de enero: primarias en New Hampshire: McCain contra Romney. La tercera plaza se la disputan Giuliani y Huckabee (Giuliani la necesitaría más que Huckabee)

15 de enero: primarias en Michigan: estado del que el padre de Romney fue gobernador, y estado con bastantes delegados.

19 de enero: primarias en Carolina del Sur: si Thompson no se ha retirado para entonces, es su última oportunidad de empezar a ganar. Asimismo, fue la tumba de McCain en 2000 y puede volver a serlo en 2008. El favorito aquí es Huckabee.

29 de enero: primarias en Florida: Giuliani necesitará ganar en Florida si quiere llegar a febrero con posibilidades. Si Huckabee o Romney (o McCain, aunque eso es más difícil) le derrotan aquí (un Estado moderado, lleno de jubilados) no parece posible que Giuliani pueda ganar en otros sitios.

5 de febrero: Supermartes: votan 18 Estados. El supermartes coronará al triunfador o como mínimo, reducirá la carrera a dos o (máximo tres) candidatos.

4 de marzo: si tras el supermartes y las restantes primarias de febrero no hay ganador, ese día votan Ohio y Texas, dos grandes Estados que votaron republicano en 2004.

Si después del 4 de marzo no hay ganador, quedarían ya pocos estados por delante, y los republicanos correrían el riesgo de acudir a una convención divididos y sin candidato (aunque probablemente habría un arreglo antes de la Convención).

Mi predicción: Huckabee o Romney. McCain si (y solo si) Romney es derrotado en Iowa, New Hampshire y Michigan y toda el ala moderada del partido se junta para impedir la victoria de Huckabee.

Disculpad por la longitud. El análisis de los demócratas será más corto (¡hay menos candidatos!)