sábado, 2 de febrero de 2008

El final de Giuliani- Las primarias republicanas de Florida

El pasado día 29 de enero hubo primarias republicanas en Florida, con estos resultados:

John McCain- 36.04%
Mitt Romney- 30.98%
Rudy Giuliani- 14.68%
Mike Huckabee- 13.48%
Paul, Ron- 3.23%

1) John McCain: con su triunfo en Florida, McCain ya es, desde cualquier punto de vista, el favorito para la victoria en las primarias republicanas. McCain consiguió arañar una gran mayoría de los votantes moderados en Florida (pese a que Giuliani llevaba acampado en Florida desde hacía casi un mes). Su 36% le supone el 100% de los delegados de Florida, que es un Estado "winner-takes-all" (una rentabilidad total, como podéis ver). La posterior retirada de Giuliani y el anuncio de éste de que apoyaría a McCain unifica todo el voto republicano moderado a su alrededor, mientras que los conservadores siguen divididos. En su momento haremos un análisis del supermartes republicano, pero a día de hoy, las cosas pintan más que bien para McCain.

2) Mitt Romney: como en el chiste, hay una buena noticia y una mala noticia para Romney: la buena es que los conservadores están empezando a arremolinarse en torno suyo para impedir la victoria de McCain. La mala noticia es que muy probablemente es demasiado tarde. Mitt obtuvo un resultado muy bueno en Florida (prácticamente dobló su apoyo en las encuestas en las dos últimas semanas) pero no le bastó para derrotar a McCain y, lo que es peor, no le dio ningún delegado.

Romney se encuentra ahora ante el grave problema de que tiene que financiar su campaña de su propio bolsillo si quiere conseguir torcer el curso de la historia el próximo martes, pero con el gravísimo condicionante de que el dinero no lo es todo: McCain se gastó cuatro veces menos dinero en Florida y aún así le ganó.

El problema de Romney es múltiple, como sabéis: se quiere hacer pasar por conservador puro, cuando fue gobernador de Massachusetts, por cristiano puro, cuando es mormón, y su mensaje sobre gestión económica, siendo importante, es superado por la convicción de McCain de que el problema vital de los Estados Unidos es la seguridad nacional, cosa en la que parecen estar de acuerdo los electores republicanos.

3) Rudy Giuliani: c'est fini. Como ya dije en ocasiones anteriores, Rudy quizá no tenía opciones desde el principio, por ser demasiado liberal para el electorado republicano medio (bastante más que McCain). Pero la táctica de aguantar sin competir hasta Florida, acumulando derrotas tremendas en rápida sucesión, inevitablemente iba a conducirle a la derrota.

¿Qué hará ahora? Ha apoyado inmediatamente a McCain, y estaba incluso en el acto en que Schwarzenegger anunció su apoyo a McCain. ¿Pretenderá acaso la vicepresidencia? Sin duda, pero es imposible que McCain se la ofrezca. McCain, en cualquier caso, escogerá a un candidato MÁS conservador que él para equilibrar el ticket, no menos. Rudy no debería tener ninguna posibilidad.

4) Mike Huckabee: Huckabee se encuentra en una situación extraña. Su derrota en Carolina del Sur le dejó fuera de juego, y el resultado de Florida muestra que los conservadores han empezado a rodear a Romney como último valladar para impedir la candidatura de McCain. Huckabee ya no puede ganar, pero en cambio sí puede hacer perder a Romney: su presencia en la papeleta este supermartes dividirá el voto conservador (especialmente en el Sur) y privará a Romney de unos votos decisivos para intentar al menos empatar con McCain (ganarle me atrevo a decir que está fuera de la cuestión).

¿Y no será ésa precisamente la táctica de Huckabee? Huckabee sabe que no puede ser presidente, pero sí vicepresidente. Sabe que Romney nunca le escogería como compañero de candidatura (porque en teoría los dos son muy conservadores- aunque en el caso de Romney sea mentira- además, se llevan mal). En cambio, McCain y Huckabee se han tratado con enorme respeto a lo largo de toda la campaña. Huckabee, con su conservadurismo social, equilibra a McCain en un ticket presidencial, y como además es joven- tiene 52 años- también equilibra el ticket en ese punto. Por lo tanto, en caso de que Huckabee consiga ganar algunos estados sureños, o mejor incluso, si consigue que McCain los gane dividiendo el voto conservador, quizá McCain le premie eligiéndolo para la vicepresidencia.

5) Ron Paul: hace varias primarias que debería haberse retirado.

El análisis del supermartes republicano queda para otro correo electrónico. Pero el gran favorito es McCain, que ha aglutinado al voto moderado, frente a Romney y Huckabee, que se dividen el voto conservador.