sábado, 9 de febrero de 2008

McCain triunfante: la resaca del Supermartes republicano

El pasado martes fueron las megaprimarias republicanas y demócratas. Los resultados en ambos bandos fueron muy interesantes, pero ciertamente diferentes. Empecemos por los republicanos, repasando los datos esenciales:

1) Estados que votaron en las primarias republicanas: 21

2) Delegados que se necesitan para ganar la Convención: 1191

3) Delegados que tienen los candidatos en liza tras el atracón del Supemartes: (no hay manera de que los sitios que contabilizan los delegados se pongan de acuerdo. Vamos a basarnos en los datos de realclearpolitics y en los de Green Papers (por este orden):

McCain: 724 (o 699)
Romney: 281 (o 179)
Huckabee: 196 (o 175)
Paul: 14 (o 21)

En cualquier caso, y pese a las discrepancias numéricas, los resultados son claros y no dejan lugar a dudas:

1) McCain: Con su triunfo (y la posterior retirada de Romney) McCain ha sellado su nominación con un 99% de posibilidades. Posteriormente analizaremos sus resultados Estado por Estado (para el que tenga humor y paciencia), pero es importante hacer notar dos o tres cosas interesantes:

- Por una parte, McCain se ha beneficiado del hecho de que varios Estados son del tipo el-ganador-se-lleva-todos los delegados (y especialmente Estados moderados, mientras que los Estados más conservadores eran proporcionales). Y como vereis, en varios Estados del primer tipo McCain no llegó al 50% ni de lejos.

- Por otra parte, McCain ganó mayoritariamente en Estados que los republicanos perderán en noviembre, y perdió en los Estados que los republicanos ganarán. Eso da que pensar.

- Y como veréis, McCain se ha beneficiado de que en los Estados sureños, Romney le quitó votos a Huckabee, y en los demás Estados, a la inversa.

En cualquier caso, la prueba de que casi tiene atada la nominación es el hecho de que los medios de comunicación han empezado a especular acerca de la identidad del vicepresidente de McCain (nos daremos el gustazo de dedicarle un correo futuro a tan interesante cuestión...)

2) Romney: tras afirmar la noche del martes que seguiría en la contienda hasta la Convención, el jueves decidió que ya estaba bien con gastarse 47 millones de dólares de su fortuna personal y "suspendió" su campaña.

Como sabéis, hemos hablado muchas veces de los errores de Romney. En los últimos días previos al supermartes, los medios de comunicación conservadores (Limbaugh, Hewitt, Kristol) hicieron una ofensiva final para vender a Romney como el "único candidato conservador". Pero por supuesto, venderle a las bases conservadoras que el candidato conservador era un mormón exgobernador de la liberal Massachusetts y pro-aborto y pro-uniones civiles gays hasta 2005 era demasiado. Para remate, Huckabee le quitó los votos de los conservadores sureños, que le resultaban del todo imprescindibles si quería derrotar a McCain.

3) Huckabee: curiosamente, Huckabee salió del Supermartes con ganas de seguir en la brecha (de hecho, continúa haciendo campaña). Ganó cinco Estados sureños, más de lo que se predecía, y ahora se encuentra, finalmente, cara a cara contra McCain, con el que además mantiene relaciones de amistad y respeto.

El problema es que es demasiado tarde: incluso si Huckabee ganara TODOS los Estados que quedan, no obtendría suficientes delegados para vencer a McCain (la mayoría de los Estados restantes son proporcionales y no mayoritarios). Sólo podría ganar si ganara todos los Estados que quedan (lo cual es increiblemente improbable) y sumara a sus delegados los de Romney (que no tiene especiales motivos para recomendar dicha maniobra, ni sus delegados especiales motivos para seguirla).

¿Por qué seguir entonces? Creo que el motivo es ganar el máximo número de delegados posibles para obligar a McCain a elegirle vicepresidente. Pero para eso necesitará derrotar a McCain en la mayoría de las primarias que quedan (y especialmente en las primarias sureñas y del Medio Oeste). Y en estos momentos se está produciendo ya un fenómeno de arremolinamiento en torno a McCain muy propio del Partido Republicano (Bush dijo ayer en la Conferencia Conservadora anual que había que hacer exactamente eso). No creo que Huckabee (al que además los conservadores fiscales rechazan) sea capaz de aglutinar a todos los conservadores contra McCain.

4) Ron Paul: consiguió algunos delegados en Alaska y Dakota del Norte. Un exitazo. Ha anunciado que no se retira, pero que "reduce su campaña" dado que no hay posibilidad alguna de que haya una Convención fragmentada entre diversos candidatos (por otra parte, tiene un escaño en el Congreso que defender en noviembre, contra republicanos que no le perdonan que esté contra la guerra de Irak)

Por lo tanto, a efectos prácticos, la pelea es entre un McCain que está a punto de lograr el triunfo y un Huckabee que necesita un auténtico milagro para ganar. En otras palabras: lo único que separa a McCain de la nominación es mantenerse vivo hasta agosto (y no digais que esto es macabro, porque la compañía de seguros que salvó su campaña en julio pasado le exigió que firmara un seguro de vida, dada la dureza de la campaña).

Hoy hay primarias en Luisiana (Estado sureño, ventaja Huckabee), Washington (el Estado con capital Seattle, no la capital del país, ventaja McCain) y Kansas (quizá el Estado más interesante, dado que las facciones conservadoras y moderadas llevan en guerra abierta desde hace tres décadas- pese a todo, ventaja Huckabee). El martes hay primarias en Virginia, Maryland y el Distrito de Columbia (ventaja para McCain, excepto quizá en Virginia).

Hasta aquí el correo normal. Para fanáticos y masoquistas, el punto siguiente:

5) Resultados por Estado (en tantos por ciento):

Alabama: Huckabee, 40, McCain 37, Romney 18: un Estado sureño, en el que Huckabee consiguió una victoria no inesperada, pero que Romney estuvo a punto de hacer naufragar. McCain, como de costumbre, obtuvo el 37% que suele sacar en los Estados conservadores.

Alaska: Romney 44, Huckabee 22, Paul 17, McCain 16: un Estado muy conservador pero norteño en el que McCain quedó por detrás de Ron Paul. Como he dicho con anterioridad: el hecho de que McCain lo haga muy mal en ciertos feudos muy conservadores debería ser cierto motivo de preocupación para su partido (no porque los republicanos se pasen al otro bando en noviembre, sino porque se queden en casa porque el candidato no les motiva).

Arizona: McCain 47, Romney 34, Huckabee 9: el estado de McCain tuvo un resultado preocupante para éste. Lleva 21 años de Senador por el Estado, y sólo consiguió el 47% de los votos. Es un resultado muy pobre, y demuestra que McCain tiene problemas con la base conservadora (veréis que Huckabee, Clinton y Obama obtuvieron resultados muchísimo mejores en sus respectivos Estados. No así Romney).

Arkansas: Huckabee 60, McCain 20, Romney 14. Lo dicho: Huckabee obtuvo 13 puntos más que McCain en la competición por sus Estados de origen. Preocupante de cara a noviembre para McCain.

California: McCain 42, Romney 34, Huckabee, 12: uno de los mejores resultados de McCain, debido a las reglas de reparto de delegados, que le han dado el 93% de delegados con el 42% de los votos (de hecho, este resultado fue el que provocó, casi con certeza, la retirada de Romney). Una vez más: el voto conservador unido (en teoría) habría ganado. Otra cosa: California es un Estado que no ganarán los republicanos en noviembre, salvo hecatombe.

Colorado: Romney 60, McCain 19, Huckabee, 13: otra de las victorias mormonas de Romney, y otra prueba de que McCain es débil en Estados en los que el partido republicano es más conservador (aunque Colorado ha girado a la izquierda en los últimos años).

Connecticut: McCain 52, Romney 33, Huckabee, 7- Estado moderado de Nueva Inglaterra en el que McCain ganó con comodidad (y se llevó todos los delegados). Ahora bien, otro Estado que McCain no ganará en noviembre salvo derrumbe total demócrata (llevan ganando aquí desde 1992)

Delaware: McCain 45, Romney 32, Huckabee, 15- otro ejemplo clásico: voto conservador dividido, McCain gana con menos del 50%, se lleva el 100% de los delegados.

Georgia: Huckabee 34, McCain 32, Romney 30- otro Estado sureño en el que McCain estuvo a punto de llevárselo casi todo gracias a la división del voto conservador, y otro Estado en el que Huckabee privó a Romney de sus esperanzas de victoria.

Illinois: McCain 47, Romney 29, Huckabee, 16. Una vez más, menos de la mitad de los votos le dieron a McCain el 100% de los votos de un Estado que no va a ganar ni en sueños en noviembre.

Massachusetts: Romney 51, McCain 41, Huckabee 4- el Estado del que Romney fue gobernador le dio la victoria, pero el giro conservador que ha dado Romney en los últimos dos años probablemente le dio muchos votos y delegados a McCain. Por cierto, el resultado de Huckabee fue un desastre total.

Minnesota: Romney 42, McCain 22, Huckabee 20- una predicción equivocada por mi parte: Romney se llevó el Estado con autoridad, y McCain dio muestras de debilidad en un Estado que podría ser competitivo en Noviembre (aunque lleva votando demócrata por poco desde 1976).

Missouri: McCain 33, Huckabee 32, Romney 29- un desastre para los conservadores. Con el 33% de los votos, McCain se llevó el 100% de los 55 delegados. La división de dos terceras partes de conservadores le dio el triunfo total al tercio de moderados del partido.

Montana: Romney 38, Paul 25, McCain 22, Huckabee 15- una vez más, la noticia no es que Romney ganara, sino que McCain quedara detrás de Ron Paul, en un Estado en el que Bush obtuvo casi el 60% de los votos hace cuatro años. Más desafección conservadora.

New Jersey: McCain, 55, Romney 28, Huckabee, 8- una victoria clara de McCain en un Estado de republicanos moderados, que una vez más le dio el 100% de los delegados.

New York: McCain 52, Romney 28, Huckabee, 11- las consideraciones de New Jersey son perfectamente aplicables a este caso- además, el apoyo de Giuliani inevitablemente le daba a McCain la victoria (una vez más, 100% de los delegados)

Dakota del Norte: Romney 35, McCain 23, Paul 21, Huckabee 20- el reparto proporcional dividió el voto, pero una vez más es preocupante que McCain, en un Estado tan conservador, no pudiera sacar más del 25%.

Oklahoma: McCain 36, Huckabee 33, Romney 25- una vez más, la división conservadora le dio la mayoría de los votos de este Estado que se comporta como sureño al candidato moderado.

Tennessee: Huckabee 35, McCain 32, Romney 24- otro Estado sureño que fue para Huckabee, pese a la presencia de Romney, y otro sitio donde McCain tiene que trabajarse a los conservadores.

Utah: Romney 90, McCain 5, Paul 3, Huckabee 1,5- nos quedamos cortos con nuestra predicción. Romney consiguió el 90% de sus correligionarios (una auténtica locura).

West Virginia- en Virgina del Oeste ocurrió quizá lo más interesante del día. Como sabéis, Virginia del Oeste era una convención cerrada- unos pocos cientos de republicanos decidían quien se llevaba los 18 delegados.

Éste fue el resultado de la primera votación:

MITT ROMNEY - 464 votos (41%)
MIKE HUCKABEE - 375 votos (33%)
JOHN McCAIN - 176 votos (16%)
RON PAUL - 118 votos (10%)

Dado que nadie obtuvo más del 50%, se procedió a una segunda votación entre los tres candidatos con más votos. En ese momento, los votantes de McCain recibieron instrucciones expresas de apoyar a Huckabee, con el siguiente resultado final:

HUCKABEE- 567 votos- 51.55%
ROMNEY- 521 votos- 47.36%
MCCAIN- 12 votos- 1.09%

Los votantes de McCain obedecieron en su inmensa mayoría las órdenes recibidas y con la ayuda de algunos de los votantes de Ron Paul, que se dividieron, lograron darle la victoria a Huckabee.

Quizá fue la expresión más explícita del apoyo que McCain y Huckabee se han venido dando a lo largo de toda la campaña para hundir a Romney.