viernes, 18 de septiembre de 2015

La participación en las elecciones catalanas (2): Lleida

Decíamos ayer que el incremento de la participación en las elecciones catalanas de 2012 fue asimétrico, en el sentido de que de cada 100 votantes abstencionistas que pasaron a votar, 41 aproximadamente votaron a partidos nacionalistas catalanes, y 59 a partidos unionistas. 

Pero decíamos también que ese incremento no fue homogéneo en las cuatro provincias catalanas. 

Concretamente, en Lleida y Girona el reparto del incremento fue totalmente distinto: mucho más favorable a las fuerzas nacionalistas que a las unionistas. 

Veamos el caso de la provincia de Lleida:



Recordemos que la participación en toda Cataluña en los comicios de 2012 pasó del 58,78% al 67,76%.

En Lleida, el incremento de participación fue similar aunque levemente inferior: se pasó del 59,87% al 66,78% (en otras palabras, Lleida pasó de votar ligeramente por encima de la media catalana a ligeramente por debajo).

En lo que respecta a la comparación del número de votos, con los datos extraídos de la página web de la Generalitat, sería la siguiente:

Bloque nacionalista catalán 2012 (CIU, ERC, CUP, SI): 134.386 votos
Bloque nacionalista catalán 2010 (CIU, ERC, SI, RCat): 113.981 votos
Diferencia: + 20.405

Bloque unionista 2012 (PSC, PP, IC, C's, PxC, UPyD): 64.579 votos
Bloque unionista 2010 (los mismos): 59.990 votos
Diferencia: + 4.589

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 81,64% (20405/24994)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 18,36% (4589/24994)

A los efectos de nuestro estudio: el 67,58% de los leridanos votaron a candidaturas nacionalistas, y sólo el 32,44% votaron a candidaturas unionistas.

En términos del incremento de la participación: si en toda Cataluña por cada 41 nacionalistas catalanes anteriormente abstencionistas que fueron a votar, 59 unionistas anteriormente abstencionistas también lo hicieron, en Lleida las proporciones están totalmente invertidas: por cada 82 nacionalistas catalanes anteriormente abstencionistas que fueron a votar, sólo 18 unionistas anteriormente abstencionistas fueron a votar.

Lleida capital

Pero aún hay un dato más fascinante, si cabe: el incremento de participación no fue simétrico dentro de la propia provincia de Lleida. Hay una diferencia abismal entre Lleida capital (28,69% del total de votantes) y (casi todo) el resto de la provincia. Veamos los datos de la capital, extraídos una vez más de la página web de la Generalitat: 

La participación pasó del 58,66% en 2010 al 65,88% en 2012 (un punto menos que la media de la provincia)

Bloque nacionalista catalán 2012: 29.095 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 26.800 votos
Diferencia: + 2.295

Bloque unionista 2012: 27.461 votos
Bloque unionista 2010: 22.005 votos
Diferencia: + 5.456

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 29,61% (2295/7751)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 70,39% (5456/7751)

Resto de la provincia de Lleida

O dicho de otro modo: mientras que en la capital de la provincia el voto unionista subió mucho más que la media catalana (recordemos: 41-59%), en el resto de la provincia no existió tal incremento de voto, sino un descenso:

Bloque nacionalista catalán 2012: 105.291 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 87.181 votos

Diferencia: + 18.110

Bloque unionista 2012: 37.118 votos
Bloque unionista 2010: 37.985 votos
Diferencia: - 867

Y aún podemos ahondar más: en las cuatro ciudades más pobladas de la provincia después de Lleida (Tàrrega, Balaguer, Mollerussa y la Seu d' Urgell) todavía hubo un pequeño incremento del voto unionista (inferior a la media de la provincia, pero incremento). Fue generalmente en los pueblos de la provincia (población inferior a 10.000 habitantes) donde el voto unionista descendió pese al incremento de la participación (véase por ejemplo Cervera o Sort), con una conspicua excepción: Vielha, la capital de Vall d' Aran. Los datos son tan espectacularmente diferentes de los del resto de la provincia que merecen reseñarse por separado:

Bloque nacionalista catalán 2012: 826 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 877 votos
Diferencia: - 51

Bloque unionista 2012: 1.127 votos
Bloque unionista 2010: 817 votos

Diferencia:+ 310

En resumen: el incremento de participación en Lleida fue abrumadoramente favorable a los nacionalistas catalanes, con dos excepciones: la capital, Lleida y el Valle de Arán, donde el voto unionista creció por encima de la media no ya de la provincia sino de la media catalana (de hecho en Vielha ocurrió algo inusitado: el voto nacionalista descendió).

En nuestra siguiente entrada: la provincia de Girona.