martes, 22 de septiembre de 2015

La participación en las elecciones catalanas (7): la Barcelona interior

En la séptima entrada de nuestro análisis de la participación en las elecciones catalanas de 2012, pasamos ahora a estudiar el comportamiento del interior de la provincia de Barcelona, más allá del área metropolitana. 

Por última vez, recordemos que el incremento de la participación en las elecciones catalanas de 2012 fue asimétrico, en el sentido de que de cada 100 votantes abstencionistas que pasaron a votar, 41 aproximadamente votaron a partidos nacionalistas catalanes, y 59 a partidos unionistas. 

En la provincia de Barcelona, en cambio, el incremento fue mucho más claro a favor de los unionistas: de cada 100 votantes abstencionistas que pasaron a votar, 32 aproximadamente votaron a partidos nacionalistas catalanes, y 68 a partidos unionistas. 



Por otra parte, el incremento de participación no fue simétrico. En las dos entradas anteriores hemos podido ver que en la ciudad de Barcelona el incremento fue ligeramente mayor del lado unionista y en su área metropolitana, el incremento fue masivamente favorable a los unionistas.

Eso nos deja con la Barcelona interior, que al igual que el área metropolitana es un territorio geográficamente bien determinado en el sentido electoral del término.

Desde la costa sur de la provincia, podríamos situar sus contornos empezando por Sitges-Vilanova i la Geltrú, subiendo por la C-15 hacia Vilafranca del Penedés-Igualada, girando hacia el norte en dirección a Manresa y ya desde allí cogiendo el Eix Transversal hasta Vic y Manlleu y girando bruscamente en dirección al mar, atravesando el Montseny por Sant Celoni hasta llegar a la costa norte de la provincia desde Arenys de Mar y hasta la frontera con Girona.

Dentro de este eje, como veremos, el voto es abrumadoramente nacionalista y el comportamiento electoral es similar al de Girona capital o la Tarragona interior. En líneas generales, cuanto más pequeño el núcleo de población, mayor fue el incremento del voto nacionalista. Lo que ocurre es que, al contrario que el área metropolitana de Barcelona, que abarca casi 2,5 millones de personas, la Barcelona interior está poco poblada.

Veamos, por ejemplo, Manresa, undécima ciudad de Cataluña, que es perfectamente representativa de la zona: 

Bloque nacionalista catalán 2012 (CIU, ERC, CUP, SI): 23.210 votos
Bloque nacionalista catalán 2010 (CIU, ERC, SI, RxCat): 19.738 votos
Diferencia: + 3472

Bloque unionista 2012 (PSC, PP, IC, C's, PxC, UPyD): 11.736 votos
Bloque unionista 2010 (los mismos): 10.781 votos
Diferencia: + 955

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 78,43% (3472/4427)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 21,57% (955/4427)

El mismo fenómeno, pero mucho más exacerbado, lo observamos en Vic, la capital espiritual nacionalista de Cataluña, donde el voto unionista descendió en términos absolutos:

Bloque nacionalista catalán 2012: 14.657 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 11.978 votos
Diferencia: + 2.679

Bloque unionista 2012: 4.230 votos
Bloque unionista 2010: 4.430 votos
Diferencia: - 200

El mismo fenómeno lo encontramos en localidades todavía más hacia el interior y más pequeñas como Berga.

En la costa sur de Barcelona, pasada Castelldefels, el fenómeno es algo más matizado. Veamos Vilanova i la Geltrú:

Bloque nacionalista catalán 2012: 15.991 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 13.213 votos
Diferencia: + 2.778

Bloque unionista 2012: 15.052 votos
Bloque unionista 2010: 12.602 votos
Diferencia: + 2.450

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 53,14% (2778/5228)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 46,86% (2450/5228)

En la costa norte de Barcelona una vez pasamos Mataró, el diferencial es ya más favorable al nacionalismo. Veamos Calella, por ejemplo:

Bloque nacionalista catalán 2012: 5.141 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 4.366 votos
Diferencia: + 805

Bloque unionista 2012: 2.997 votos
Bloque unionista 2010: 2.529 votos
Diferencia: + 468

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 63,24% (805/1273)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 36,76% (468/1273)

En resumen: cuanto más alejada de Barcelona y más hacia el interior, la provincia es más nacionalista. Resulta verdaderamente fascinante comprobar la existencia de una auténtica frontera interior dentro de la propia provincia entre localidades unionistas y nacionalistas, separadas apenas por unos kilómetros de carretera: Vacarisses y Castellbell, Granollers y La Garriga, Terrassa y Matadepera, cuyo electorado depende, evidentemente, de si la emigración del resto de España llegó a la población entre 1950 y 1975 o no.

En la entrada final, efectuaremos un breve resumen de todo lo anterior y responderemos en rasgos generales a la pregunta: ¿Cómo vota Cataluña?