domingo, 20 de septiembre de 2015

La participación en las elecciones catalanas (5): la ciudad de Barcelona


En la quinta entrada de nuestro análisis de la participación en las elecciones catalanas de 2012, pasamos ahora a estudiar el comportamiento de la provincia de Barcelona, y en concreto de la capital. 

Recordemos nuevamente los datos esenciales: el incremento de la participación en las elecciones catalanas de 2012 fue asimétrico, en el sentido de que de cada 100 votantes abstencionistas que pasaron a votar, 41 aproximadamente votaron a partidos nacionalistas catalanes, y 59 a partidos unionistas. 

Barcelona, que abarca casi el 75% de la población de Cataluña, es, de lejos, la provincia más unionista de ésta:



La participación en toda Cataluña en los comicios de 2012 pasó del 58,78% al 67,76%. En Barcelona, el incremento de participación fue idéntico: se pasó del 58,88% al 68,00% (en otras palabras, Barcelona prácticamente marca la media catalana, lo que es lógico dado su tamaño).

En lo que respecta a la comparación del número de votos, con los datos extraídos de la página web de la Generalitat, sería la siguiente:

Bloque nacionalista catalán 2012 (CIU, ERC, CUP, SI): 1.237.082 votos
Bloque nacionalista catalán 2010 (CIU, ERC, SI, RCat): 1.106.861 votos
Diferencia: + 130.221

Bloque unionista 2012 (PSC, PP, IC, C's, PxC, UPyD): 1.378.356 votos
Bloque unionista 2010 (los mismos): 1.096.539 votos
Diferencia: + 281.817

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 31,60% (130221/412038)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 68,40% (281817/412038)

Al contrario que en las otras tres provincias catalanas, sólo el 47,30% de los barceloneses votaron a candidaturas nacionalistas, y el 52,70% votaron a candidaturas unionistas.

En términos del incremento de participación, el resultado es más marcado si cabe: si en toda Cataluña por cada 41 nacionalistas catalanes anteriormente abstencionistas que fueron a votar, 59 unionistas anteriormente abstencionistas también lo hicieron, en Barcelona las proporciones son muy distintas: por cada 32 nacionalistas catalanes anteriormente abstencionistas que fueron a votar, 68 unionistas anteriormente abstencionistas fueron a votar.

Al igual que en las otras tres provincias, el incremento de participación no fue homogéneo en toda la provincia. De hecho, la provincia de Barcelona tiene tres áreas bastante claramente divididas a ese respecto: la ciudad de Barcelona (ligeramente unionista), su área metropolitana (la región más unionista de Cataluña) y la Barcelona interior, prácticamente indistinguible de la Girona y la Tarragona interior o de la provincia de Lleida (menos su capital) en su nacionalismo catalán.

En esta entrada analizaremos con detalle los resultados en la ciudad de Barcelona (29,30% del total de la provincia):




Bloque nacionalista catalán 2012: 380.877 votos
Bloque nacionalista catalán 2010: 330.884 votos
Diferencia: + 49.993

Bloque unionista 2012: 388.020 votos
Bloque unionista 2010: 332.648 votos
Diferencia: + 55.372

Porcentaje del incremento del voto nacionalista catalán sobre el incremento total en 2012: 47,45% (49993/105365)

Porcentaje del incremento del voto unionista sobre el incremento total en 2012: 52,55% (55372/105365)

Lo que resulta quizá más fascinante de todo es que la propia ciudad de Barcelona parece un microcosmos de Cataluña. De los 10 distritos de la ciudad:

- Eixample, Gràcia, Les Corts y Sarrià Sant Gervasi son claramente nacionalistas.
- Horta-Guinardó, Sant Andreu, Sant Martí y (particularmente) Nou Barris, son unionistas.
- Ciutat Vella y Sants-Montjuic están muy equilibrados.

Pese a ese hecho, el incremento de la participación no se repartió de la manera que uno hubiera podido esperar superficialmente.

Entre los barrios nacionalistas (entre paréntesis, el incremento de la participación para los nacionalistas y para los unionistas en tanto por ciento):

- Gràcia (84/16) y el Eixample (65/35) se comportaron como Girona o cualquier pueblo de la Catalunya interior.
- En cambio, Les Corts (38/62) y especialmente Sarrià Sant Gervasi (22/78), pese a ser barrios mayoritariamente nacionalistas, vieron un incremento mucho mayor del voto unionista en ellos, equiparable al de Lleida o Reus.

Entre los barrios unionistas:

- En Horta Guinardó (45/55), Sant Andreu (44/56), Sant Martí (46/54) el incremento de la participación favoreció (ligeramente) a los unionistas. En Nou Barris (8/92), de forma muy clara.

Por último, en los barrios más disputados:

- En Ciutat Vella (79/21) el incremento de la participación fue similar al de Gràcia en favor de los nacionalistas y en Sants Montjuic (59/41) aunque menos elevado, también fue muy favorable a los nacionalistas.

En resumen: la Barcelona del oeste tendió a votar a los nacionalistas y la del este a los unionistas, pero con el matiz de que los barrios más ricos de la zona oeste (Les Corts y Sarrià Sant Gervasi) incrementaron su participación en favor de los unionistas más que de los nacionalistas.

En la próxima entrada, el área metropolitana de Barcelona, que es como la Girona interior, pero exactamente al revés.