miércoles, 22 de octubre de 2008

El campo de batalla

Una de las cosas que suelen olvidarse en relación con las elecciones norteamericanas y que es preciso recordar a menudo es el hecho de que no las gana el candidato que obtiene el mayor número de votos, sino el que obtiene mayor número de votos electorales en el Colegio Electoral, que podéis ver en el mapa que os adjunto:

Generated Map

El Colegio Electoral se compone de 538 electores, divididos entre los 50 Estados de la Unión y el Distrito de Columbia (que no es Estado, pero tiene electores). ¿Por qué 538? Es el resultado de sumar el número de miembros del Congreso (435), del Senado (100) y los tres electores del Distrito de Columbia.

El ganador del voto popular en un Estado se lleva todos los votos electorales de ese Estado (salvo en Maine y Nebraska, donde para llevarse todos los votos electorales, además del voto popular general hay que ganarlo en cada uno de los distritos del Congreso -hay 3 en Nebraska, y 2 en Maine-).

El número de electores por Estado está distribuido de manera más o menos proporcional en función de la población de los Estados. Así, lógicamente, el Estado con mayor número de electores (55) es California (que tiene 53 congresistas y 2 senadores), que es también el Estado más poblado. Otros Estados con poca población, como Alaska, Idaho o Wyoming, tienen el número mínimo de electores (3, porque tienen 1 solo congresista y 2 senadores). Los Estados más poblados (y más urbanos) están ligeramente infrarrepresentados en el Colegio Electoral, mientras que los Estados menos poblados (rurales o simplemente pequeños, como Delaware) están ligeramente sobrerrepresentados.

Este último hecho es lo que provocó, por ejemplo, que en las elecciones de 2000 Al Gore ganara el voto popular por medio punto y sin embargo perdiera el Colegio Electoral por cinco votos:


Presidential
Candidate
Popular VoteElectoral Vote
George W. Bush (R)
50,460,110 47.87% 271 50.4%
Albert Gore Jr. (D)
51,003,926 48.38% 266 49.4%
Ralph Nader (Green)
2,883,105 2.73% 0 0.0%

Cuatro años después, en cambio, George W. Bush consiguió ser reelegido ganando tanto en el voto popular como en el Colegio Electoral al candidato demócrata, John Kerry:


Presidential
Candidate
Popular VoteElectoral Vote
George W. Bush (R)
62,040,610 50.73% 286 53.2%
John Kerry (D)
59,028,439 48.27% 251 46.7

Y éste fue el mapa electoral:

Generated Map

Como podéis ver, la división en las elecciones de 2004 alcanzó incluso a la geografía.

El apoyo de Kerry se concentró en:

- los Estados de la Costa Oeste (empezando por California) y Hawaii.
- la mayoría de los Estados del Medio Oeste (salvo Iowa).
- algunos de los Estados del "Rust Belt" (Estados industriales que lo han pasado mal en los últimos años), pero no todos. De hecho, entre estos Estados estaba Ohio, que perdió y con ello, las elecciones (si Kerry hubiera ganado Ohio, con sus 20 votos electorales, hubiera ganado las elecciones aunque hubiera perdido el voto popular).
- el eje Washington, D.C.- Nueva York.
- los Estados de Nueva Inglaterra (la cuna del Partido Republicano se ha convertido en una de las regiones más prodemócratas del país).

Por su parte, el apoyo de Bush se concentró en:

- los Estados interiores del Oeste, desde Canadá hasta México, más Alaska.
- los Estados de la antigua Confederación, desde Texas a Virginia, que durante décadas habían sido la principal base de poder del Partido Demócrata.
- los Estados de los Apalaches (antiguos Estados esclavistas que no se unieron a la Confederación, como Kentucky o Missouri).
- algunos Estados del Rust Belt (Ohio, y en particular Indiana) y Iowa, el único Estado del Medio Oeste que le apoyó (por un margen mínimo).

En estas elecciones, McCain ha dirigido sus esfuerzos electorales a intentar ganar algunos de los Estados que John Kerry ganó en 2004:

Generated Map

De izquierda a derecha: Minnesota, Wisconsin, Michigan, Pennsylvania y New Hampshire. Sin embargo, lo cierto es que todas las encuestas indican que McCain no tiene posibilidades en ninguno de los Estados antedichos (de hecho, la campaña de McCain abandonó Michigan hace ya un par de semanas, y hoy se ha sabido que va a reducir significativamente sus anuncios en Wisconsin y New Hampshire. Por su parte, en Pennsylvania las encuestas le dan a Obama unos 14 puntos de media, y en Minnesota 7).

En otras palabras: McCain está totalmente a la defensiva, intentando tan solo proteger el mayor número posible de Estados ganados por Bush en 2004.

Obama, por su parte, está concentrando su ofensiva en los siguientes Estados, todos ellos ganados por Bush en 2004:

Generated Map

Una vez más, de izquierda a derecha: Nevada, Colorado, Nuevo Mexico, Iowa, Missouri, Indiana, Ohio, Virginia, Carolina del Norte y Florida.

Para que os hagáis una idea de la situación a día de hoy: según las encuestas, Obama está en cabeza en todos los Estados antedichos salvo Indiana. Y no sólo en cabeza: tiene 11 puntos de ventaja en Iowa, 9 en Virginia (¡que no vota por un candidato demócrata desde 1964!), 7 en Colorado y Nuevo México, y ya más cerca, 3 en Florida, Carolina del Norte y Nevada, 2 en Ohio y 1 en Missouri (está a 2 puntos de McCain en Indiana).

De todo el lote anterior, a Obama le basta con ganar en Iowa, Nuevo México y Colorado para ganar las elecciones. En cualquier caso, si éstas fueran a día de hoy, y como una imagen vale más que mil palabras, comparad el mapa electoral de 2004 (Bush 286 votos electorales, Kerry 251):

Generated Map

con el mapa electoral si la elección fuera hoy, de acuerdo con las encuestas (Obama 374 votos electorales, McCain 164):

Generated Map

Por supuesto, McCain puede acortar distancias (es más, la historia nos indica que eso es lo que normalmente debería pasar en los próximos días). Pero no cabe duda de que lo tiene muy difícil para ganar estas elecciones.