sábado, 25 de octubre de 2008

Las otras elecciones: Gobernadores

Aunque desde el resto del mundo tenemos la impresión de que la Presidencia norteamericana es una institución casi todopoderosa, la realidad es muy distinta. En primer lugar, el Presidente está limitado por la existencia del Congreso y del Senado (especialmente, pero no solo, cuando éstos están controlados por el partido de la oposición, como ocurre ahora).

Y en segundo lugar, el Presidente está limitado por la existencia de dos niveles de poder: el poder federal (que, como hemos dicho, se reparte con el Congreso y el Senado) y luego el poder estatal (es decir, el de los 50 Estados de la Unión), en el que el Presidente raras veces llega a intervenir. Estados Unidos es una nación profundamente descentralizada. Como decíamos en un comentario anterior, cada Estado tiene (salvo Nebraska) su propio Congreso y Senado, con amplias competencias legislativas. Y cada Estado tiene su gobernador, que es, en síntesis, un mini-presidente, con importantes competencias ejecutivas.

Los gobernadores son elegidos por lo general, por períodos de cuatro años (menos en Vermont y New Hampshire, donde las elecciones son cada dos años). En la mayoría de los Estados, al igual que para la Presidencia, existe un límite de mandatos de ocho años (no ocurre así en Dakota del Norte o en Illinois, por ejemplo). En estos momentos hay 28 gobernadores demócratas y 22 republicanos (fruto sobre todo de las elecciones de 2006, donde los republicanos tuvieron un mal año). Éste es el mapa:

Party control of Governors' offices.      Democratic Governor      Republican Governor      Covenant Governor

Como podéis ver, la distribución de los gobernadores es similar a la distribución del voto en las presidenciales, pero con algunas excepciones muy llamativas:

- Hay cinco gobernadores republicanos en Estados que votaron a Kerry en 2004 (Arnold "Gobernator" Schwarzenegger en California, Tim Pawlenty en Minnesota -que lleva votando a demócratas en las presidenciales desde 1976 sin excepción- o, lo más llamativo, los tres gobernadores republicanos de Connecticut, Vermont y Rhode Island, -en estos dos últimos Estados Kerry rozó o sobrepasó el 60% de los votos).

- Y a la inversa, hay quince gobernadores demócratas en Estados que votaron a George W. Bush en 2004 (por supuesto, no es chocante en Estados en los que la votación fue muy ajustada, como Iowa o Nuevo México. Sí resulta chocante en Estados como Montana- donde Kerry no llegó al 40%, Kansas y Oklahoma -donde Kerry rondó el 35%- y el caso más divertido, Wyoming, donde el demócrata Dave Freudenthal fue elegido gobernador en 2002 y reelegido en 2006 mientras que Kerry no llegó al 30% de los votos en las presidenciales de 2004).

Las elecciones a gobernador en la mayoría de los Estados suelen celebrarse en años "no presidenciales" (es decir 2002-2006-2010-2014, etc), pero este año todavía se celebran elecciones en algunos Estados, a saber:

     Republican incumbent      Republican retirement      Democratic incumbent      Democratic retirement

En rojo oscuro, Estados donde el gobernador republicano se presenta a la reelección. En rojo claro, Estados donde el gobernador republicano se retira (bien obligado porque lleva ocho años o bien por impopular, como en Missouri) y hay un nuevo candidato republicano. En azul oscuro, Estados donde el gobernador demócrata se presenta a la reelección. En azul claro, Estados donde el gobernador demócrata se retira (en este caso, todos porque llevan ocho años en el cargo) y hay un nuevo candidato demócrata.

Curiosamente, las elecciones a gobernador de 2008 son el único grupo de elecciones en las que los republicanos pueden acabar el día mejor de lo que lo empezaron:

Generated Map

En azul, los Estados que los republicanos van a ganar sin lugar a dudas. En rojo, los que los demócratas van a ganar sin lugar a dudas. Y en fucsia, Missouri, en el que un gobernador republicano espectacularmente impopular va a hacer que los republicanos pierdan el Estado.
Pero lo interesante son los Estados en verde:

1) Washington, donde el republicano Dino Rossi, que perdió hace cuatro años contra Christine Gregoire por 300 votos tras tres recuentos (algunos ordenados por el Juez), lo intenta de nuevo, y con muchas posibilidades (pese a que es posible que Obama, al aportar muchos nuevos votantes a un Estado ya tradicionalmente demócrata, consiga salvar a Gregoire).

2) Carolina del Norte: Mike Easley, el actual gobernador, no puede presentarse por limitación de mandatos (lleva ocho años en el cargo). Los demócratas han presentado, lógicamente, a la vicegobernadora Beverly Perdue, y los republicanos al alcalde de Charlotte, la mayor ciudad del Estado (Patrick McCrory). Las encuestas les muestran codo con codo (aunque una vez más, el hecho de que Obama esté compitiendo enormemente en el Estado en las presidenciales e incrementando el voto negro puede empujar a Perdue hasta la línea de llegada).

En resumen: los republicanos pueden acabar el día perdiendo un gobernador, en el peor escenario, o ganando uno, en el mejor. Sospecho que será el primer caso, pero veremos...

1 comentario:

LM dijo...

La acumulación de poder, (Poder Absoluto), no es bueno (ni democrático)ya sea antes con los republicanos o en el nuevo mapa con los demócratas?¿, se cometen muchos abusos y atropellos.

La historia es cíclica...

Entonces,la casa blanca, el senado, el congreso,¿demócratas?,a nivel estatal y ...¿federal?. Hemos salido de Guatemala para meternos en guatepeor...
Pero al menos EEUU no deja de ser un estado fuerte, no una entelequia vacía de competencias..., y descentralizado pero con alternancia en el poder, y al primer caso de uso indebido del dinero público, la prensa está encima (lo digo porque en Andalucía tenemos 30 años de gobierno socialista, si alternancia y con las diputacines de Almería y de huelva bajo sospecha segñún Época; y en Galicia y Cataluña ya se ven las compras de más, nuevos y flamantes coches oficiales de lujo (A8), (además de los que ya se tienen (toda una flota) , sin consecuencias... y !!con total impunidad!!.