domingo, 26 de octubre de 2008

La batalla por el Tribunal Supremo (II)

Los Jueces del Tribunal Supremo pueden servir de por vida si así lo desean, y sólo los retira su propio fallecimiento, su dimisión por razones de edad (o en rarísimos casos, forzados por algún escándalo, como le ocurrió a Abe Fortas en 1969),

En cualquier caso, como decíamos en el comentario anterior, el control sobre el actual Tribunal Supremo está totalmente en el alero de cara a las próximas elecciones. Basta con examinar la composición actual del Tribunal para entender por qué:

Image:Supreme Court US 2006.jpg

Fila superior, de izquierda a derecha:

- Stephen Breyer: nombrado por Bill Clinton en 1994, miembro del ala liberal del Tribunal (aunque es un liberal muy moderado, desde luego más que su antecesor en el cargo, Harry Blackmun). Tiene 70 años.

- Clarence Thomas: nombrado por George Bush padre en 1991 en sustitución de Thurgood Marshall (el primer magistrado negro, que había sido nombrado por Johnson), es el miembro más conservador del Tribunal Supremo y el que más ha apoyado de manera sistemática a la administración de George Bush en su concepción "expansiva" de los poderes de la Presidencia (votando para denegar el "habeas corpus" -el derecho al acceso a los tribunales para combatir su detención- a los presos de Guantánamo, por ejemplo). Tiene 60 años.

- Ruth Bader Ginsburg, nombrada por Bill Clinton en 1993, es la única mujer miembro del Tribunal Supremo. Abogada feminista especializada en casos de discriminación de todo tipo contra las mujeres, Ginsburg pertenece al ala liberal del Tribunal. Tiene 75 años.

- Samuel Alito, nombrado por George W. Bush en 2006, es el miembro más reciente del Tribunal. Es un Juez profundamente conservador. Tiene 58 años.

Fila inferior, de izquierda a derecha:

- Anthony Kennedy, nombrado por Ronald Reagan en 1988, es un conservador moderado que suele ser el voto decisivo en los asuntos más controvertidos. Este año, por ejemplo, aportó por un lado el quinto voto a la mayoría conservadora para derogar la ley de control de armas de la capital del país, Washington, D.C., y por otro el quinto voto a la mayoría liberal que reiteró que no es posible imponer la pena de muerte en supuestos de violación -aunque sea a menores-. En materia de aborto, considera que el mismo tiene que estar constitucionalmente protegido, con limitaciones. Tiene 72 años.

- John Paul Stevens, nombrado por Gerald Ford en 1975, era inicialmente un juez centrista (hay que pensar que Ford era un republicano muy moderado, y que en 1975 había una amplia mayoría demócrata en el Senado). A medida que han pasado los años, Stevens ha ido convirtiéndose en un juez más y más liberal, hasta el punto de que este año, como he dicho anteriormente, ha manifestado que la pena de muerte es inconstitucional (mientras que en 1976 había formado parte de la mayoría del Tribunal que votó por revocar la moratoria nacional que el propio Tribunal había implantado en 1972). Es el único Juez del Tribunal Supremo que opina que la pena de muerte es inconstitucional. Desde 1994 es el Juez más veterano de entre los liberales, y es por ello el líder de los mismos ("líder" en un sentido "moral" del término: los jueces son independientes y muchas veces votan de manera inesperada).

El poder que sí tiene Stevens es el de "asignar" la redacción de las Sentencias, que es un poder muy importante en el Tribunal Supremo. Dicho poder le corresponde al Presidente del Tribunal, siempre que esté en la mayoría. Pero si está en minoría, el Juez más veterano de entre los miembros de la mayoría es el encargado de asignar la redacción de la misma, y ése suele ser Stevens, que a sus 88 años y medio, es el segundo Juez más viejo de la historia del Tribunal Supremo (sólo superado por Oliver Wendell Holmes, Jr., que se retiró a los 90 años y 310 días) y el noveno más veterano (lleva casi 33 años en el Tribunal).

- John Roberts, presidente del Tribunal Supremo nombrado por George W. Bush en 2005, había sido un abogado del máximo prestigio (especializado en defender casos precisamente ante el Tribunal Supremo) y posteriormente Juez del Tribunal de Apelaciones. Roberts es el líder del ala conservadora del Tribunal Supremo, en su condición de Presidente ("Chief Justice"). Entre sus funciones, además de las judiciales, figuran las administrativas (puesto que también encabeza el Poder Judicial de Estados Unidos). En tanto que Presidente, como hemos dicho anteriormente, tiene la facultad de designar al autor de las Sentencias del Tribunal, siempre y cuando forme parte de la mayoría del mismo (lo que, dada la actual configuración del Tribunal, suele ocurrir). Tiene 53 años.

- Antonin Scalia, nombrado por Ronald Reagan en 1986, es junto con Clarence Thomas el magistrado más conservador del Tribunal Supremo. Es partidario de una doctrina teórica conocida como "originalismo", que consiste en que hay que interpretar el texto de la Constitución literalmente y, en todo caso, de conformidad con la intención de los redactores de la Constitución en el momento en que ésta fue redactada.

Es una teoría muy polémica, por supuesto, especialmente por dos motivos:

a) porque hay cláusulas en la Constitución que no pueden ser interpretadas "literalmente", por cuanto están redactadas de manera muy vaga, y admiten distintas interpretaciones, y

b) porque la Constitución fue redactada en 1787, y han pasado ya 220 años. Estados Unidos es un país muy distinto del existente en los tiempos de Jefferson. Interpretar la Constitución en base a las premisas de los Padres Fundadores tiene tres problemas: que algunos de ellos eran propietarios de esclavos, que algunos de los problemas actuales -cualquier cuestión relacionada con Internet, por ejemplo- simplemente no fueron analizados por ellos y por último, que cabe entender que algunas de las enmiendas constitucionales posteriores alteraron el sentido originario de la Constitución -por ejemplo, las enmiendas sobre derechos civiles-.

Scalia tiene 72 años.

- David Souter, nombrado por George Bush padre en 1990, Souter ha seguido una trayectoria similar a la de John Paul Stevens. Nombrado por un presidente republicano en la creencia de que sería un voto conservador en el Tribunal, Souter se ha ido moviendo hacia la izquierda de manera más y más pronunciada con los años, siendo el momento decisivo quizá la Sentencia "Casey" en 1992, cuando votó a favor de mantener el derecho al aborto (con restricciones) como derecho constitucional. Y en 2000, fue uno de los dos Jueces nombrados por un Presidente republicano (¡y en este caso, el padre de uno de los candidatos presidenciales!) que votó en contra de George W. Bush en el asunto "Bush v. Gore". A sus 69 años, es el miembro más joven del ala liberal (moderada- es bastante menos liberal que su antecesor en el cargo, William Brennan, que opinaba que la pena de muerte era inconstitucional en cualquier circunstancia).

Por lo tanto, y en resumen, ésta es la composición del Tribunal y su edad:

Ala conservadora: Roberts- Presidente (53), Scalia (72), Thomas (60) y Alito (58)
Ala liberal: Stevens (88), Ginsburg (75), Breyer (70) y Souter (69)

Voto decisivo: Kennedy (conservador moderado-72)

Como podéis ver, las elecciones son decisivas, especialmente para los conservadores. Un presidente McCain durante cuatro años tendría casi con seguridad la posibilidad de sustituir como mínimo a Stevens (y posiblemente a Ginsburg). Las consecuencias de la sustitución de Stevens por un Juez más conservador serían, como mínimo, las siguientes:

- Revocación de Roe v. Wade (apoyada ahora por los cuatro liberales y Kennedy).
- Revocación de las Sentencias que derogaron la pena de muerte para los retrasados mentales y los menores de 18 años (una vez más, apoyada ahora por los cuatro liberales y Kennedy).
- Continuidad de Guantánamo, si McCain cambiase de opinión sobre el tema (porque las Sentencias contra el tratamiento de los presos en la base militar sólo están apoyadas por los cuatro liberales y Kennedy).

En general, el nombramiento de un quinto Juez conservador por McCain permitiría al movimiento conservador americano lograr su máximo sueño: destruir el legado de Earl Warren. Ahora bien, hay que tener en cuenta dos consideraciones:

- En primer lugar, si McCain ganase, los liberales intentarían no retirarse durante su mandato (aunque Stevens y Ginsburg lo tendrían más que difícil para evitarlo), pero incluso si se retirasen, McCain tendría serios problemas para conseguir hacer pasar a través de un Senado con 55-60 demócratas a un conservador "puro". Lo máximo a lo que podría aspirar es a nombrar a otro conservador moderado tipo Kennedy (con lo que el objetivo de declarar inconstitucional Roe v. Wade se vendría abajo).

- En segundo lugar, lo que pasa es que las elecciones las va a ganar Obama, que obviamente sustituirá a cualesquiera miembros del Tribunal que se retiren durante su mandato (Stevens y Ginsburg casi sin dudarlo, y probablemente Souter) por liberales. Ahora bien, tampoco Obama podrá hacer grandes cambios de fondo en la composición del Tribunal porque ninguno de los conservadores (salvo en caso de fallecimiento) se retirarán durante una Presidencia Obama (tampoco Kennedy, que disfruta enormemente de su condición de quinto voto decisivo).

Por lo tanto, la composición 4 conservadores-1 conservador moderado-4 liberales se mantendrá como mínimo durante los próximos 4-8 años. Y si no hay sorpresas, las elecciones de 2016 pueden ser decisivas para el futuro del Tribunal Supremo (aunque para entonces el ala conservadora estará más envejecida que la rejuvenecida por Obama ala liberal).

1 comentario:

LM dijo...

Pedro, tu planteamiento es completísimo. Gracias.
Pero dudo de tu conclusión: no pasa nada.
Es decir, resumiendo, Obama preisndente, el Congreso conNancy Pelosi y Reid en el Senado. Las tres demócratas. Cas blanca,, congreso, senado.
EL TS, parce que de influencia de izquierdas a pesar de su composición y de quienes los nombraron. Y con la posibiilidad de Obama, de renovar el ala liberal, (con lo cual asugurar su mantenimiento por muchos años).
Aqui, ¿no pasa nada?, ?¿Quién hace de contrapeso?¿??¡', quién controla?, ¿dónde están los límites al gasto a las medidas tomadas...?¿?¿. Es por lo que suena al despilfarro Carter....